Archivos para julio, 2016

201607301830. Guitart. Fuji.Terneras muertas

La verdad es más digna para mí.
Son animales muertos, animales que tienen como destino ser despedazados para alimentar al ganado humano de las grandes ciudades-granja del planeta.
A mí me gusta la carne, no tengo objeción a ello; pero no me voy a quedar con la imagen santurrona y bucólica. Soy demasiado inteligente, lo sé todo ya.
Puedo ver y admirar la belleza aunque esté muerta, aunque esté a punto de morir.
No crecerán mucho más, no se harán viejas en libertad.
Serán descuartizadas hermosas y jóvenes.
No es demasiado dramático; al fin y al cabo, no hace mucho se montó una gran industria del jabón y botones con los despojos de los judíos de los campos de concentración nazi.
Animales que alimentan y visten a otros animales…
No hay solución.
Solo respiro aliviado, porque ellas no saben, no se preocupan de lo que ocurrirá.
Les he dicho en voz alta: “Sois muy guapas”.
La única verdad, indiscutible.

La única que puede pronunciarse sin hacer daño.
Me han respuesto con una mirada sin interés.
No esperaba otra cosa, la ingenuidad la uso como papel higiénico.
Pero son hermosas…

Anuncios

13767248_10210308226523083_1291549738840743597_o

Una bandera, como todas: llamativa y colorida (como lo son los animales más venenosos). Ondea al viento desde un campanario.
Que nadie se engañe, las banderas son ponzoñosas para la libertad. No existe mejor bandera que la que arde.

Adele Stevens

En Telegramas de Iconoclasta.

13734889_10210299916515338_2233228677100499922_o

Yo no soy fetichista, no soy un enfermo que se frota los genitales ante la erotizante, sensual y penetrable muñeca.
Lo juro…
Ocurre que veo otras posibildades más… ¿lácteas? para pasar el rato con una muñeca.
Con una más en la colección montaremos un sucio trío.
Yo no soy fetichista…
No…

Reflexiones redes 0 def

Es lo que me inspiran, aunque no estén embarazados/as, los que caminan presurosos con gesto de estreñimiento cuando llueven cuatro gotas.
Lo de sufrimiento fetal es solo un eufemismo y una licencia literaria para darle más impacto y dramatismo a mi reflexión.
Porque realmente, sufren como si les acabaran de meter en el culo un supositorio de carne en barra.
Y es que ni para sufrir tiene elegancia la chusma.
Estoy abandonado aquí, en el planeta.

 

13710635_10210275958996415_2719015700126439036_o

Hay cosas claras, sin discusión. Los hay que están en vía muerta, ya no sirven.
Pero ellos no lo saben e insisten en ocupar espacio y respirar. No decoran como un viejo tren.
Aburren.

Indigentes de la Vida SL

– ¿Hay algún momento especialmente bueno para morir?
– No. Siempre es un buen momento para morir. Porque malvivir no es una opción, no hay momentos buenos para malvivir. Morir es todo ventajas.
– ¿Morir duele?
– Por supuesto que sí: los pulmones y el cerebro piden oxígeno y el corazón detenido es un instante angustioso y eterno. Aún así, no es más doloroso que malvivir.
Y es más digna la muerte que una vida como… pongamos por caso, la nuestra. Somos… como lo diría… alérgicos a esta vida.
– ¿Qué ocurrirá luego?
– Vamos, hombre, lo tengo por alguien inteligente. No me venga con esas… Es lo mejor de todo: no ocurrirá nada, no hay consecuencias. Y si las hubiera, que se queden para los vivos. No responderá de nada.
Así que antes de morir sea malo, deje deudas.
– ¿No es triste morir solo?
– No es triste, es de una admirable valentía, libertad y elegancia. Morir debe ser un acto íntimo. Imagine que le filman en plena agonía y se cuelga el video en internet. Recuerde la única ley inviolable en el planeta: cobardía con indignidad se paga.
– ¿Y qué será de los que me quieren?
– Nadie le quiere, no quiere a nadie. No estaría aquí si así fuera.
– Es cierto, solo quería parecer importante por un momento.
– Es usted un gran tipo, pero no es importante para nadie; ni falta que le hace. La importancia está basada en el interés y es precisamente por ese interés por lo que sentimos una náusea crónica al despertar. La tristeza de un nuevo día es un cáncer que nos come. No se trata de ser importante, lo que cuenta es ser único. Y le aseguro que usted lo es. ¿Qué decide: veneno, gas, cuchillo, disparo o lanzamiento desde gran altura? Todo está al mismo precio, al menos esta semana. Porque está a punto de subir el precio de los venenos y no sé si podré mantener la tarifa.
– Me quedo con el disparo.
– Quinientos euros y firma del documento de consentimiento.
– Me parece bien… Aquí tiene.
¡¡¡BANG!!!
ic666 firma
Iconoclasta
Foto de Iconoclasta.