Archivos para junio, 2015

Chocolate y calor

Publicado: 30 junio, 2015 en Histéricas, Humor, Lecturas, Reflexiones
Etiquetas:, , ,

11707479_10207296366148456_2755888752711657121_n

No tengo elegancia alguna y no me cuesta esfuerzo alguno alardear de que disfruto más que un cerdo en una charca a pesar del calor y del comentario sarcástico de la camarera del frío que hace, asquerosa… Le he pedido tres sobres extras de azúcar y hemos pactado tácitamente una mutua antipatía eterna.
Me sudan las cejas, pero no importa, soy como el mejor de los relojes suizos, resistente a todo.

p000

En Manuscritos de Iconoclasta.

La última flecha

Publicado: 29 junio, 2015 en Reflexiones
Etiquetas:, , , ,

La última flecha

Nació con una determinada cantidad de amor que se encuentra en algún punto del cuerpo, tal vez en los brazos. Porque se tensan, se desesperan por abrazar. Buscan en el aire lo que desea.
Es un arco en tensión. Una flecha que tiembla esperando ser disparada.
El amor tiene que estar en sus brazos porque le duelen ya, porque es una fuerza vectorial directa al alma desde otra alma. Es demasiado metafísico y la razón se cansa.
Y la munición se gasta.
Flechas que se rompen y yemas de dedos que lucen heridas.
Lo desea, busca algún motivo, alguna situación que lo dispense de esa pesada carga, de esa continua tensión. Está seguro de que se puede vivir sin amor. El amor debería ser voluntario, nadie debería nacer cargado con él.
Y sus brazos son enormes, le dieron demasiado amor, demasiadas flechas.
Es injusto.
Es bueno relajarse, hay seres humanos que deben o deberían haber estado siempre solos; pero no lo han conseguido, no lo consiguen porque la humanidad es un vertedero de amores que siempre salpica a quien pasa cerca.
Y fracasan en la búsqueda de la soledad.
En lo profundo del bosque no hay nada que amar, solo se admira y se teme la vastedad de la naturaleza.
La naturaleza te toma.
Todo animal que camina bajo los árboles, bajo el sol del desierto o en la arena de una playa, es presa o es cazador. La naturaleza no distingue pensamientos, solo escucha los cuerpos: si están cansados, si están sanos, si la temperatura corporal es idónea. Y la naturaleza te lleva adonde te mereces.
Alguien debe poner las cosas en su lugar.
Tensa el arco y lleva la última flecha hasta el ojo, apunta sin demasiada convicción. Debería haber muerto antes. Le dieron poca vida y demasiado amor. Eso ocurre con el azúcar en el café, las cafeterías no son generosas.
Poca vida para tanto tiempo, el planeta se mueve a velocidad geológica y la vida corre a velocidad lumínica. No da tiempo a nada. En las esperas murieron los dinosaurios.
Él también está a punto de ser extinguido, es necesario liberarse de cualquier carga, la última etapa es dura para ir tan cargado.
Dispara no sabe adónde y no pasa absolutamente nada. Salvo que una urraca ha salido de entre la maleza causando estruendo, asustada.
Se le escapa la risa, parece que el pájaro blasfema.
Ya no es necesario el arco ni el carcaj.
Y caminar es sorprendentemente ligero.
El cigarro a la boca, las manos en los bolsillos, es hora de relajarse.
No ha sido un buen día para la urraca. Otra risa.
Dan ganas de silbar.
Y silba.
El oso hambriento lo observa desde la espesura, los pájaros no trinan, los insectos parecen contenerse, la naturaleza le dice al animal que su presa es demasiado lenta, es una buena opción de menú para hoy.

f4b59-ic6662bfirma
Iconoclasta

Reflexiones redes def

El calor. El ardor que evapora el humor.

Que seca la piel y los labios haciendo dolorosas las caricias, dolorosos los besos.

El calor que agota y envilece las ideas.

– ¿Los esquimales son pues, seres angelicales?

El frío que congela el alma y las emociones haciéndolas quebradizas.

El hielo que entumece el cariño y los abrazos caen rotos antes de llegar.

La carne cruda entre dientes negros…

– ¿Otra estúpida pregunta más?

Reflexiones redes def

Existes para que tu ropa sea arrancada, para arañar tus muslos buscando tu coño, para embestirte sin cuidado, para usarte sin piedad.
No sé si es amor, pero metértela es lo único que puedo expresar ahora.
La verdad es brutal y por esa idiosincrasia suya, se descontrola en mi pensamiento y mi boca la materializa.
Es tu responsabilidad, también es una sinceridad.
Nadie debería preguntar por la verdad si espera decoro.

Sin resacones, sin sorpresas

Publicado: 28 junio, 2015 en Humor, Lecturas, Reflexiones
Etiquetas:, , ,

Reflexiones redes def

Te levantas, sientes el nuevo día y te ríes de que sea nuevo, da la impresión de que se han equivocado con la programación y la han repetido: el mismo calor, la misma tos, las mismas legañas que pinchan al frotarse los ojos que tengo que arrancar con la punta de la navaja….

Así que escribo y le pongo fecha a este día, eso me da paz.

Y me doy cuenta de que hoy toca morir, lo anoté ayer. Por lo visto sentí una fuerte punzada en el hombro izquierdo, vomité y escupí algo de sangre con una tos seca. Alguien que conocí murió de forma parecida, tengo mis razones.

Bueno, al final, alguna novedad. Hubiera preferido más dinero para hoy.

Nunca es tarde para el dinero.

Enciendo el HI-FI y Battiato canta del animal que lleva dentro y estoy de acuerdo.

Así que devoro un bocadillo de tortilla de atún y escupo un poco más de sangre y vomito y no puedo levantar el hombro por lo mucho que duele y tengo un frío del carajo.

Mi erección no tiene sentido; pero ahí está. Es un asco ser tan hombre.

Anoto en el diario: la estoy palmando, para que nadie piense que la muerte me cogió por sorpresa, y no limpio la ceniza del cigarro que ha caído ni las manchitas de sangre que he salpicado.

El animal que llevo dentro y yo agradecemos la soledad. Sería insoportable tener a alguien cerca que te dijera: esa sangre y esa palidez no es normal. Ve al médico.

No me apetece morir en una sala de espera o ingresado. Me deprime que me conecten a un goteo, y duele. No me relajo con una aguja en la vena.

Los dedos de los pies se han amoratado, así que es eso: un coágulo se ha instalado en los pulmones.

Hoy no habrá paseo, las escaleras son un precipicio insalvable.

Coloco en el reproductor Resacón en Las Vegas 2, me gusta el inicio, cuando al despertar no se acuerdan de lo que pasó ayer, no saben donde están. Me río mucho durante ese antológico despertar de cabezas rapadas, tatuajes y resacas de visión difusa.

Y también me abandono al llanto, porque mi vida no fue así, no fue inesperada.

Y entre risas arrancadas, algún esputo de roja espuma y las humillantes lágrimas; sé que no veré el final.

Los animales de granja son sacrificados antes de que sufran demasiado. Mi ganadero siempre ha sido un tanto desidioso.

Me hubiera gustado ver cuando el chino salta enloquecido del congelador.

Tanta vida

Publicado: 27 junio, 2015 en Conclusiones, Lecturas, Reflexiones
Etiquetas:, , ,

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Hay tanta vida ahí que avergüenza la poca que hay en mí.
Soy una mierda.
Yo quiero morir ahí, arrastrarme entre toda esa vida y encontrar una sombra donde dejar que el corazón se detenga.
Es la catedral de la vida misma. No es que quiera más, no quiero un segundo más de vida de la que sé que me queda; es que esa vida profunda, alta, espesa, hermosa, me dice que vaya, que ya no hay nada ahí donde me parieron, que vuelva allá donde siempre debería haber estado.
Es cruel y es hermoso el rumor de las hojas que llaman a descanso, a muerte.
Si creyera en algo, rezaría por tener fuerzas cuando llegue el momento para morir ahí.
Si supiera cuando, acamparía unas horas antes, y moriría sin que nadie lo supiera.
Anónimo y oculto.
Y un petirrojo animándome a cerrar los ojos.
Es preciosa la muerte.
Hermosa…

En Realidades Truncadas.