Archivos de la categoría ‘Libros’

Y hoy día, con yutup, feis y tuiter, ese nicho de imbéciles rebajará el tamaño del cerebro humano al de un hígado de pollo.
Si es que no se necesita ser muy académico para saber cómo degeneró hasta hoy el ser humano. La decadencia tiene toda clase de efectos divertidos, cómicos..
(Fragmento de Sapiens. De animales a dioses, de Yuval Noah Harari)

Anuncios

Crónica eterna e inmutable en el tiempo.
(Léase cada año sin perder actualidad)

Es un día especialmente molesto y peligroso.
Molesto porque quien no lee ni media página de literatura en todo el año, se convierte en un ávido lector y un intelectual radical en este día. Y son miles los que forman muralla ante los puestos de venta para comprar absolutamente nada e imposibilitar ver las portadas de los libros malos, vulgares y baratos que se venden hoy a precio de plata de ley con un cuantioso descuento mentiroso.
Peligroso porque los vendedores de rosas payos y gitanos, los estudiantes de escuelas e institutos y los mendigos te obligan con la hostilidad de una sonrisa paranoide y feliz a que compres una rosa, con la amenaza implícita en la mirada que dice: si no me la compras te meto el tallo espinoso en el culo con la bandera catalana y la espiga de trigo que decora la rosa incluidas
Rosas que cuestan como poco siete veces más que en cualquier otro día.
En lo que a mí respecta, no me molesta porque compro libros durante todo el año, no espero a fechas de casposas tradiciones mercantiles y por lo tanto no pierdo mi precioso tiempo delante de puestos llenos de culos que esconden libros. Cuando se retiren todos esos saldos de libros de Sant Jordi, dentro de dos o tres meses, compraré alguno que tengo en mente.
Y no tengo miedo a los injertos florales anales porque mi culo es hermético y de una sola vía: de salida. Hasta tal punto, que de pequeñito me tenían que administrar los supositorios por vía oral con un tenedorcito de postre.
Es decir, soy 100% macho.

Iconoclasta

https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20190411/461587131455/retirado-vetado-caperucita-roja-bella-durmienta-leyenda-sant-jordi-escuela-taber-barcelona.html

Barcelona ya forma parte del universo de la novela Fahrenheit 451.
Así que ahora, los responsables de la escuela, tras la quema de cuentos infantiles deberán buscar en las editoriales pornográficas cuentos donde los protagonistas sean maricas y tortilleras. Y además, narraciones edificantes donde los niños y las niñas se arrancan el coño y la polla para hacerse del sexo que en verdad desean a sus seis añitos.
Queda pendiente que a los angelitos les dibujen generosos coños con notorios clítoris asomando entre los labios vaginales (hay videos realmente buenos de clítoris tan grandes como penes).
Que a papa noel o santa claus, les pongan tetas.
Que los reyes magos sean en realidad mujeres con un aire machuno y peludo y que los pajes sean pajas o se las hagan en el mejor de los casos.
Y que Pluto en realidad es perra o debería operarse para satisfacer las necesidades de sus cerebros enfermos de docentes indecentes.
Espai i Lleure no debería llamarse así, tal vez mejor Espai i Mussolini.
¿Es que no se cansan nunca los idiotas de nacer?

Sí, ya sé que la salud de las abejas mide la calidad del ecosistema; pero si me vuelve a pasar otra abeja bajo las napias, la aplastaré sin piedad.
La abeja Maya fue otra (como La casa de la pradera) de tantas cosas insustanciales que han hecho de mí el insensible incrédulo que hoy soy; con una vanidad tal que, no me libraría del infierno si existiera.
Bueno, no solo la abeja Maya… También los cómics para melindrosos en los que no muere nadie y visten los calzoncillos por fuera, como Superman, Batman y todo el melifluo y gay universo Marvel.
Doy gracias a la existencia de Milo Manara y cómics como Creepy, Vampus, Dossier Negro, 30 Días de noche, Sin City, El arte de la guerra, etc…
Sin ellos, no sería el animal que soy.

Crimen y castigo, de Dostoievski.
Delirante y tronchante descripción personal, habla Razumijin.

lo-que-no-es-la-vida

La vida ya no es una lucha. La han convertido en un concurso hipócritamente incruento y aburrido de poses y mentiras.
En un video global de protagonistas mediocres, un desfile de egos injustificadamente inflados en un desesperado intento por parecer interesantes a alguien.
La ignorancia intentan vestir de ingenio barato y comicidad.
Y los mensajes de oportunistas y falsos gurús llena librerías de éxitos de ventas y memes con frases estúpidas en las redes sociales. De lectores que elevando a rango de mesías a un idiota, pretenden aplacar con esas frases la vergüenza de su cobardía a la soledad.
Los humanos no son luchadores, solo son víctimas que inspiran “likes” y mariconas plañideras gritando al mundo sus bondades que no tienen.
A la mierda.

 

Publicaciones de Iconoclasta.

Publicado: 20 enero, 2017 en Lecturas, Libros, Sin categoría
Etiquetas:

666-1

666 volumen 1

666-2

666 volumen 2

el-amor-que-todo-lo-confunde

El amor que todo lo confunde