Archivos de la categoría ‘Lecturas’

Entrevista realizada por JUAN CARLOS VÁSQUEZ.

 

Revista Almiar.

 

Anuncios

La más patética prueba del sentimiento borreguil de la humanidad (dejando de lado las manifestaciones que se “disculpan” por algún sueño de mejora social o económica) son los maratones populares.
Todos los que se inscriben en ellos (salvo cinco o seis de los cien miles), lo que buscan es pasear sin prisas, acompañados y en continuo roce con un número en el pecho y otro en la espalda.
Por lo visto les da miedo pasear solos, ya que la libertad asusta a todos los animales condicionados a sus jaulas y granjas.
Es una neurosis como otra cualquiera, como las de guerra y las de creerse inteligente o buen ciudadano votante.
Lucir un número les llena de simpatía y ansía de camaradería hacia el prójimo, posiblemente los judíos se debían sentir igual con sus números cuando los amontonaban en un vagón de tren con destino a un horno crematorio. Mierda…
Los maratones populares son una ocasión ideal para que los amantes adúlteros puedan encontrarse “por casualidad” a pleno día y no en el sucio motel o en el coche donde joden sin elegancia alguna. Suelen ser colegas en el trabajo y así se lo presentan al cornudo del cónyuge (macho o hembra, qué más da) durante la maratón.
Al final, de todos los inscritos solo diez o tres llegan a la meta con dignidad y la camiseta mojada.
Si un león viera por televisión un maratón popular, se le haría la boca agua ante tal magna concentración de cebras y antílopes pastando a dos patas.

En la presentación de la horrorosa Megalodón, película de verano y público poco exigente, Jason Statham dice: “Es una fantasía sobre los peligros del mar”.
¡Olé! Tiene un pico de oro…
Qué orgulloso debe estar su padre.
Si la película hubiera ido de un mamut hubiera dicho: “Es una fantasía sobre elefantes peludos”.

Y ya solo queda mencionar a Televisión Española y el equipo móvil que ha llevado al puerto de Algeciras para cubrir la noticia de la llegada del barco Open Arms con tropocientos refugiados africanos en sus bodegas.
En algo tienen que tirar el dinero en verano y un puerto siempre es refrescante.
La tripulación despidiéndose con besos y abrazos…
¡Ay qué chocho!
No sé si alguien ha seguido la noticia, porque oigo ovejas balar por un aburrimiento desesperado.
Si el barco fuera cargado con conejitas de Playboy, Yo hubiera seguido la noticia sin fingido interés, sinceramente.
El verano es un mal tiempo para las noticias, el cine y la soledad.
Aunque en cuestión de periodismo y noticias, todo el año es patético y falso.

El Ángel Caído, de William Hjortsberg.

No quisiera ser Dios para hacer el bien o impartir justicia y amor.
Ni siquiera para crear nada.
Solo quisiera ser Dios para ordenar que un padre mate a su hijo, que un hijo mate al padre y los hermanos se arranquen los ojos por mi sagrada voluntad.
Por el poder de mi divino mandato.
La máxima expresión de poder… Y babeo como Dios.
Decirle a mi hijo: “que te maten, que te maten entre dolores inimaginables”.
Leer la biblia estimula la imaginación, la ambición de poder y al igual que al “celoso y temible Yahvé”, una descontrolada erección.

“Un médico y dos biólogas procedentes de Barcelona son coautores del avance.
Catalunya en California.”
(Titular periodístico en prensa escrita. 12/07/2018, La Vanguardia)

Ejemplo de titular de prensa que en connivencia con los políticos y la estrategia mundial de anular todo tipo de creatividad individual. Usurpa los méritos de tres individuos para achacar el mérito a una región, a una comunidad.
Por si fuera poco, ¿qué hacen en California en lugar de estar en Catalunya?
Muy sencillo, en Catalunya no hubieran podido pagar ni un alquiler de vivienda para vivir.
No estudió ni se esforzó Catalunya, España o California por esta gente; el mérito es de ellos. La inteligencia y la creatividad es de ellos, no de un país de mierda; que todos lo son.
Cada día siento más náuseas al leer la prensa y sentir la aberrante mentira que anida como un gusano en la mente de la chusma y en la política de mierda como un virus que pudre la libertad, la creatividad y la fuerza del individuo.
Solo hay que saber leer y entender para darse cuenta del nivel de porquería que tengo que ver cada día. Un insulto a mi inteligencia.
Me cago en el puto Dios.

La subnormalidad absoluta y el populismo de la incultura ha tocado fondo en la política y en la prensa con el nombramiento de una nueva fiscal general española. No se sostiene por ningún lado dar género a un nombre neutro.
Periodistas y políticos en la Nueva España de la Ignorancia (aunque no tiene nada de nuevo la ignorancia española) dicen y escriben: Fiscala general.
Si fueran consecuentes con su analfabetismo, deberían escribir y decir: fiscala generala.
Con lo cual los fiscales deberían pasar a ser “fiscalos” y los generales “generalos”.
No sé para qué cojones sirve un ministro de cultura, ni siquiera la RAE.
La mierda tiene la ductilidad de la mantequilla, se extiende en el tiempo inagotablemente.
Menos mal que YO me preocupé de educar y aleccionar contra la estulticia, cuidadosamente a mi hijo.