Posts etiquetados ‘Música’

Este tiempo de coronavirus, después de todo, lo disfruto como una moda de ropa que me sienta bien. Me da buen rollo hacia mí mismo.
Yo no soy de llevar mascarilla, soy absolutamente inmune a la cobardía global; y cuando me cruzo ante alguien que lleva mascarilla no en el hocico, si no colgada de una oreja o de la mano como un bolsito maricón; se apresura a cubrirse la jeta con esa mezquindad y mediocridad tan propia del miedo y la castración mental.
Y es en ese glorioso momento, en el que me elevo por encima de ese espécimen (sea joven, adulto o viejo) como un ser superior al que temer. Muy por encima del que se ha colocado el bozal con tanta urgencia.
En definitiva, me siento dominante, territorial y para mayor inri, muy guapo.
Es la misma sensación que da llevar una buena ropa, un buen calzado y un reloj de siete mil euros.
Y porque no me dejan, que si no también entraría a comprar tabaco tosiendo y escupiendo al suelo.
¿Veis? Alguna cosa buena debía tener este asunto de los bozales anti-coronavirus (que no sirven para nada; pero calma la ansiedad de los mediocres).
En definitiva, me siento tan poderoso como aquel puñado de conquistadores que portaban el virus de la gripe; ese grupo de amiguetes que se hicieron con todo un continente lanzando un par de escupitajos mientras se rascaban el culo contagiando a las macizas indígenas con buenas tetas aún.
Yo y los indígenas…
Precioso.

Hace años tuve una dóberman y el veterinario le limpió la lengua del mismo modo que anuncian en su ridículo panfleto los de Telecinco.
Por otra parte ¿Para qué cojones te vas a rascar la lengua si llevas un bozal por la calle? ¿Para evitar que te contagies tú mismo de ti mismo?
La prensa y los medios del fascismo español del coronavirus no saben que mentiras y cuentos más publicar para conseguir el dinero que les pagan por cada basura que redactan o emiten.
Es aburridísimo…
Prefiero masturbarme que es más profiláctico y da más satisfacciones (si quieres las cosas bien hechas, te las has de hacer tú mismo, coño) que comportarse como una vaca de granja sacándole la lengua al veterinario para absolutamente nada.

El odio con violencia se paga.
Y el amor con besos, caricias y sexo.
La monotonía y su mediocridad con ira.
La frustración con una lágrima y luego otra, y otra, y otra…
La tristeza vital y una enfermedad mortal se saldan con suicidio.
La locura con camisa de fuerza y destrozando el cerebro con un punzón se paga.
La cobardía con una puñalada o una bala en la cabeza.
Muerte con muerte se paga.
Nacer con llanto se paga.
Morir es gratis.
Pero lo más interesante de toda esta reflexión es que amar follando se paga.
Síiiii… Ya sé que me he repetido.
Es tan solo un recurso literario para dar más énfasis al texto, un pleonasmo divertido y excitante.
Pretendo ser clarísimo y explícito en el aspecto de joderte hasta el alma por este amor que me esclaviza a ti todos los días todas las horas.
Sí, ya sé que locura con lobotomía se paga; pero sinceramente, no ha nacido el que tenga unos buenos órganos genitales como para acercarme el puto punzón de mierda a un ojo.
Pues eso, cielo, solo quería recordarte que el amor con sexo se paga y con el redondeo de los céntimos, con un cigarrillo y un café frente a ti, admirando como el amanecer te ilumina como a una diosa en un altar.
Bye, amor.

El titular viene a decir: Tened miedo, mucho miedo…😬😬😬😬
La prensa prostituida al Régimen Español Fascista de la Nueva Normalidad del Coronavirus, ha publicado uno de esos titulares sensacionalistas para que en la línea que les dictan sus amos fascistas, provoque miedo y dependencia en el españolito en general.
El lema fascista español de la pasada prisión domiciliaria general (llamada estado de alarma), decía: “Quédate en casa, todo irá bien”.
Pues parece ser que no ha ido nada bien.
Los miedosos del coronavirus (esos que les besan los pies a sus amos pidiendo que no les dejen salir de casa) no tienen memoria, son como pececillos tontos de acuario barato.
No han servido para nada las medidas de represión, prisión, acoso y empobrecimiento a las que han sometido a los ciudadanos españoles.
El gobierno español fascista debería comprar editoriales que fueran más coherentes e inteligentes con sus métodos para aniquilar la democracia.
Respecto a la prostituta (sea macho o hembra) que ha redactado esa mierda de titular, seguramente el muy cobarde y populista vendería a sus hijos desnudos en internet para salvarse de un resfriado por coronavirus. Hay que tener en cuenta que los periodistas escriben desde su miedo, además del dinero que cobran del fascismo.
El titular es mucho más maligno de lo que parece a simple vista la infantil mentira populista (exclusivamente dirigida a los sectores con menos nivel intelectual de la población).
Dice que no habrá muertes por gripe, cáncer, infarto, neumonía, etc…
Todas las muertes serán exclusivamente por coronavirus hasta que decreten lo contrario. Como hicieron en la primera gran represión y aniquilación de la pequeñita democracia que había en España a principios del 2020. Entonces contabilizaron también como víctimas de “la covid” a los que ellos (el estado español) asesinaron negándoles y prohibiéndoles asistencia y tratamiento para sus graves enfermedades crónicas (o los infartos por ejemplo), porque toda la sanidad se volcó en exclusiva para administrar y recetar paracetamol a una oleada de resfriados masivos que, la inmensa mayoría se curó en apenas ocho días.
Con toda probabilidad, de cara al otoño, todos los muertos en accidente de tráfico, laboral o suicidio, ser contabilizarán también como muertos por coronavirus.
Con lo cual, la mentira o titular de la prensa prostituta, ya da un avance de que los Caudillos Españoles Sánchez e Iglesias volverán a cantar el: “no me temblará la mano” para cometer otro nuevo golpe de estado y joder ya definitivamente cualquier asomo de libertad, amén de arruinar a todos los españoles; excepto ellos que para eso se han constituido en los Padres de la Nueva Normalidad Fascista Española del Coronavirus.
De verdad, la prensa puta del Fascismo Español, con sus titulares provoca risa y náuseas al mismo tiempo.
Lo único que es esperanzador del titular, es que dan ganas de invertir unos ahorrillos en acciones de empresas funerarias.
Será mejor que invirtáis si podéis, antes de morir, claro 😬😃.
¡Buuu!

Los hijoputas que piden más represión, más acoso y más prisión domiciliaria para la población; tienen el suficiente espacio y demasiado dinero como para no sentirse jamás confinados (presos).
Justo eso, lo que son los “epidemiólogos” de puto renombre: unos hijos de puta.

No es consideración, no es una percepción; es un hecho: los Caudillos Sánchez e Iglesias y sus cuarenta ladrones fascistas, son unos absolutos inútiles.
Y malos como la lepra.
La educación doctrinal del fascismo español del miedo indigno, la dependencia, el servilismo, el buenismo y la pereza (es muy cansado trabajar), se ha vuelto en su contra.
Tantos años alentando a los estudiantes para que hicieran botellones o borracheras en manada para celebrar hasta el cumpleaños de las ratas, ha convertido a España en una decadente, cobarde, ignorante e indolente Roma de Nerón.
Que se jodan los inútiles y maricones Caudillos de la Nueva Normalidad Fascista Española del Coronavirus.

Pobre luna

Publicado: 23 septiembre, 2020 en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , , ,

Cuando la luna aparece de día, si la observas bien, parece que el cielo la desgarra, como si la luz del día quisiera borrar lo que es de la noche.
Odia a los forasteros.
Y la luna mira con su cuenca-cráter de calavera muy abierto y dolorido al oeste, esforzándose en no ser desgarrada. Intentando escapar de la aniquilación del día que se la come desde el este.
Y debe ser verdad, porque repentinamente ha empezado a soplar el viento furioso queriendo desgarrar mi cuaderno.
A nadie le gusta que lo identifiquen como algo mezquino y envidioso; aunque reconozca mortificado su condición.
Si los planetas envidian, los microbios que los habitan, padecen la misma indignidad.
El universo todo está sucio…
Pobre luna desgarrada…

No hay nada sencillo en vivir: hay que encontrar comida, refugio, sombra, calor, agua.
Luz contra las bestias…
Eso es vivir.
Ocupar espacio en una sociedad o granja humana, no es vivir.
No es vivir esperar la galleta como premio a cambio de obediencia y aceptación. A cambio de evitar cualquier esfuerzo.
Vivir en sociedad es esclavitud, dependencia y ganadería.
Es por eso por lo que algunos humanos, los que sienten con angustia que sus vidas son una mierda, se frustran. Se encolerizan, se deprimen y lo odian todo como pauta de vida.
Es supervivencia a la indignidad de la decadente ganadería humana.
Los que disfrutan, los integrados en la pútrida sociedad artificiosa y estabulada, están mentalmente castrados; ya no tienen solución y sus muertes serían beneficiosas para el bien de la especie humana.
Quien vota a su político y cree que de verdad aporta algo o más aún, que su voto se tiene en cuenta; está definitivamente acabado. Requiere ser sacrificado porque no queda nada en ese espécimen de lo que la especie humana pueda sentirse orgullosa.
Sueño cada día con horrores que aún pulsan en la oscuridad cuando abro los ojos, con un sexo brutal, primitivo y cruel que me lleva a masturbarme compulsivamente al despertar.
Con tal hostilidad hacia el momento y lugar en el que despierto, que me lleva a morder con rabia el cigarrillo, el primero tras la paja al despertar.
A nadie le debería sorprender las masacres que habitualmente se llevan a cabo en el planeta por individuos solitarios en colegios, lugares públicos o templos.
Cuando hay muertos, suelo bostezar. No es por maldad, es simple indiferencia.
Y a la mañana siguiente, con la fuerza de mis sueños, me masturbaré sin ningún pudor de nuevo.

Lo que ocurre con la follable Ayuso, es que al reunirse con el Caudillo Sánchez, se ha visto iluminada por un fascismo en estado puro y le ha gustado. Se ha infectado de hijoputismo y ahora, excitada y húmeda, quiere ejercer igual o superior poder dictatorial robando más libertades a más gente.
Ya lo he dicho muchas veces, los caciques del fascismo español, conocidos como presidentes autonómicos, son la más radical cara del fascismo; como suele ocurrir, mucho más virulentos que sus amos o jefes de estado.
España se ha convertido en un nicho de imbéciles fascistas en el estado más puro.
Cualquier imbécil se ha dado cuenta ya a estas alturas que, robar libertades, acosar a la población e imponer a todas horas y en todo lugar el bozal de perro o mascarilla; no ha servido para frenar la epidemia.
Lo que ha hecho la dictadura fascista española es arruinar, atemorizar a una población decadente, cobarde y servil debilitando su sistema inmunológico con esa prisión que llaman confinamiento; y provocar una nueva subida de contagios y enfermos de coronavirus.
Y es que una de las grandes amenazas de cualquier sistema fascista, sea comunista o capitalista, es la ignorancia. La ignorancia combinada con la ambición, la corrupción y el adoctrinamiento de la mentira, es el verdadero virus.
Esa ignorancia de políticos y funcionarios españoles, es lo que ha causado “los nuevos rebrotes”, hijo putas. No los que salen a pasear por la calle, hijoputas.