Archivos para febrero, 2017

cadaveres-en-mi-piel

Pienso demasiadas veces que soy un cementerio ambulante. Acumulo los cadáveres de los sueños y deseos rotos.
Muertos…
Hay muchos cadáveres en mi piel, en la carne; como quistes.
Y apestan los muy pútridos.
Apesta la vida de una forma insoportable en algunos momentos, en demasiados.
Debería arrancarme la piel para librarme de esa necrosis de la ilusión; pero no es posible sin morir.
Por lo tanto es mejor morir sin dolor que practicar curas tortuosas, que al final me van a matar igual aportando además, dolor a la fetidez de los cadáveres.
Hasta los objetos de escritura se atascan por tanto cadáver. Y la tinta fluye en convulsos borbotones como lo haría el semen del ahorcado.
Si eso pienso de mí, será fácil entender que afirme que este planeta esté habitado por zombis anímicos.
De cualquier forma, la sonrisa de una calavera cadáver es el sarcasmo al que me aferro para salvar la fetidez nuestra de cada día.

Anuncios

mayuko-iwasa

En Telegramas de Iconoclasta.

17-1

Lentamente muere el invierno. Sus hielos se desintegran y la calidez de la luz se impone. El mundo cambiará de nuevo.
Los cambios son movimiento y me tranquiliza.
Lo que se prolonga demasiado acaba siendo hastío.
Hasta las estaciones mueren.
Un “descanse en paz” por el temible helador impío.
Si aún vivo, asistiré a tu resurrección.

optimismo-y-realismo
Alguien podría pensar que la vida es un tesoro.
Bien, depende de que vida.
Los afortunados en su ingenuidad e ignorancia producen grandes dosis de optimismo.
Yo soy más del realismo.
Sinceramente, no soy imbécil.

serena-y-equilibrada

No puedo dejar de pensar en follarte, en imaginar toda clase de obscenidades con tu cuerpo parido para ser cubierto y penetrado hasta el paroxismo; a pesar del cariño y bondad de ese momento mágico en el que compartimos el primer café de la mañana.

Es curiosa la ternura y lujuria que desatas por igual en mí.

Eres perfecta y equilibrada. Justo lo que yo no soy.

Siempre pareces serena, sorbiendo el café, fumando… O metiéndote un plátano en la vagina ante mi mirada animal en el juego más obsceno, arrastrándome a la absoluta irracionalidad de metértela violentamente.

A veces pienso, cuando abres las piernas ofreciendo tu vagina indefensa y desflorada, que tú eres la bestia y yo soy tu presa. Tu objeto.

Y me gusta.

No existe otra forma de vivir que sucumbir ante tu mirada y tus agujeros.

No pierdo el control, me lo arrebatas con tus tetas imponentes.

Chupables…

En las que me he corrido tantas veces salpicando tus labios que gimen temblorosos.

Te meas indecente, hermosa y descarada con una sonrisa. Y acaricio tu coño y el chorro de orina que sale a sorprendente presión.

Provocamos que el sol gire la cara avergonzado al vernos.

Porque somos sórdidos a ojos de los vulgares; pero cada líquido que mana de ti es mi fuente de la vida. Es un hecho, porque sigo respirando a pesar de que tú tienes el control de mí.

Serena y equilibrada, has hecho posesión de mi cuerpo y mi pensamiento.

Serena y equilibrada… Y soy tu presa.

 

ic666-firma

Iconoclasta

sarenna-lee

En Telegramas de Iconoclasta.

la-pobreza-dignifica

No tengo claro si los proverbios, salmos y expresiones que elogian la pobreza y la humildad son soflamas de los poderosos y ricos para que los pobres o trabajadores se sientan mejor; o son cretinismos de los propios pobres que se creen de verdad que la pobreza dignifica de mierda.
Hay refranes y citas que son como los supositorios: para metérselas en el culo.