Archivos para mayo, 2017

18673195_10213353178844988_2232936687253548489_o
Se preguntan si la tristeza se puede confundir con la serenidad de una noche. Y si hace falta un tercero para confirmar alguna posible tristeza.
Tal vez sea cuestión de una ausencia.
De un lugar y tiempo erróneo.
Tres tristes tigres, es una fantasía. Tres tigres simplemente serían multitud, molestia.
Dos tristes tigres, posamos tranquilos a la luz nocturna.
Y está bien.

Yōko Matsugane

En Telegramas de Iconoclasta.

Consuelo de tontos copy

Y arrastras el estigma de ti mismo. No lo sabes; pero tu culpa es vivir en un lugar que no pediste, del que no te dejan marchar.
El pecado original se grabó en la cabeza de los niños recién nacidos con el primer pacto social de la historia: “Yo os cuido y controlo. Vosotros me pagáis”.
Y se inventó un dios y sus leyes.
Y en consecuencia la ganadería humana.
Y quien administra leyes es dios.
No ejercer la violencia para ganar la libertad, por llegar y vivir adonde deseas, crea un tumor maligno en el ánimo: conformismo y auto-convencimiento.
Un eficaz triturador de ilusiones.
Cadáveres que se ocultan sin pena ni gloria bajo la tierra o se precipitan en forma de cenizas y humo sobre las cabezas de los que cargan el pecado original con la cabeza gacha.
Si no luchas te pudres, cosa que es cómoda; pero humillante.
Y trabajar, no es luchar; que nadie se engañe.
Trabajar es sometimiento.
Y el respeto a lo establecido es ignorancia.
Ya se sabe aquello de: “Mal de muchos, consuelo de pusilánimes”.

Un problema de miseria

Tienes un pequeño problema de miseria.
Arrastras penas antiguas como el mar. Y las penas son ilusiones en descomposición.
Por eso escribes y las palabras se tornan borrones.
Es por ello que cuanto más escribes, la miseria se extiende más rápida y fácilmente.
Morir es una buena forma de salir del problema.
No te demores, a partir de ahora todo será peor.
Está bien, se puede vivir con el pequeño problema un rato más.

No muertos Ouija
Parecerá tonto decirlo; pero es necesario porque los hay que allá en el gallinero no se han enterado aún:
Si los muertos tienen algo que decir, si se manifiestan; es que no están muertos.
Hay problemas de médicos y forenses que no estudiaron como debieran su carrera. Si además, tomamos cualquier humano elegido al azar de entre la chusma y se le dice que es un muerto o un vampiro, se lo cree. Talmente como los videos virales de internet o los de cualquier animalito gracioso y emotivo.
Y luego están los libidinosos sacerdotes que untan a un vivo los últimos aceites porque están mirando rijosamente el culo del niño o niña que está molestando con sus griteríos hormonales por toda la casa.
Y así se monta el gran follón y se hacen fotos y videos de muertos que solo son idiotas vivos.
Está bien, hay necrofílicos/as que le doran la píldora a los cadáveres; pero una cosa es llenar un agujero de carne muerta y fría con el pene o cualquier otro objeto oblongo; y otra es mantener una animada charla con el fiambre.
Con la Ouija pasa como si te meten un dedo en el culo: dices cualquier cosa con tal de que te lo saquen.
El vaso, lo mismo. Ídem.
Por otra parte, si fuera verdad que algunos muertos se manifiestan, pienso en mi madre y su gran locuacidad, que precisaría de un tablero Taqui-Ouija.
Hablaba por los codos.
El grupo mexicano de rock Caifanes cantaban no sé qué de un vaso; pero solo lo miraban con los ojitos empañados por el humo de la maría, no le metían los dedos.
Sé que a muchos esta aclaración les partirá el corazón. Y ahora babearán pensando en con quien coño han estado hablando con el dichoso vaso.
No hay arreglo, la medicina aún no puede colocar cerebros sanos y eficientes en los cráneos de los tontos.
Bye.

El alma fuera

Si lloviera ahora, yo alma, me mojaría porque estoy fuera.
Eso creo, o eso temo.
El cuerpo ha sucumbido a una tarde plomiza y refrescante.
Y he sido expulsado.
Tal vez solo se haya dormido.
A lo mejor esto es un ensayo de morir.
Hay que aprovechar el tiempo muerto para entrenarse y prepararse en lo inevitable.
Esto es un delirio: cuando mi cerebro muera no habrá alma.
No soy ingenuo, cuando veo una película de ciencia ficción la asumo como experiencia durante el tiempo que dura.
Estar fuera de mí, igual.
Mirándome no puedo creer que haya vivido más de medio siglo.
Las cosas se rompen antes, la mayor parte de los seres del planeta no viven tanto.
Es mucho tiempo…
Es lógico que cuando el planeta regala aire fresco, sucumba el cuerpo.
Se relaja tanto, que se olvida de que tiene corazón y pulmones que mantener en movimiento.
Va a llover y no despierto.
¿Se resfría el alma?
No tengo frío.
Pienso en ella. No sujeto a mi cuerpo, la que amo es más táctil, más cercana en esta dimensión que no lo es. Soy yo el desdimensionado, nada ha cambiado excepto yo.
Es más profundo el amor y duele en algún lugar indefinido de mi no ser. El amor es una punzada severa, solo para mentes formadas.
Para almas desprotegidas sin miedo.
La amo despierto, la amo como alma. Y si hay alguna posibilidad, la amaré muerto.
No me acordaré al despertar. Se lo diré como si lo hubiera pensado en ese instante.
Parece que el cuerpo tarda en despertar.
También odio, en más cantidad que amo; pero ahora mismo no recuerdo a alguien en especial de los odiados. Me da migraña esforzarme en recordarlos.
¿Cuánto dura el alma cuando el cuerpo ha muerto?
Porque ya está lloviendo y las gotas me atraviesan sin dolor.
Sin importar a nada ni a nadie.
Siento ya la melancolía de no sentir la lluvia en la piel.
¿Así de fácil es morir?
¿Y ahora qué?
No sé si me gusta flotar como un globo de dinosaurio mal fabricado.
Es un poco preocup…

 

ic666 firma

Iconoclasta
Foto de Iconoclasta.

De la misma forma que hay Gorilaz, también hay Vacaz.
Aquí un fragmento de su nuevo álbum: Cencerro’s in the pasto.
Con cada CD se obsequia un trozo de excremento de Vacaz primorosamente envuelto en ecológico papel.
(Pueden haber trazas de gusanos, escarabajos y perdigones de plomo, se aconseja hervir antes de comer).