Consuelo de tontos copy

Y arrastras el estigma de ti mismo. No lo sabes; pero tu culpa es vivir en un lugar que no pediste, del que no te dejan marchar.
El pecado original se grabó en la cabeza de los niños recién nacidos con el primer pacto social de la historia: “Yo os cuido y controlo. Vosotros me pagáis”.
Y se inventó un dios y sus leyes.
Y en consecuencia la ganadería humana.
Y quien administra leyes es dios.
No ejercer la violencia para ganar la libertad, por llegar y vivir adonde deseas, crea un tumor maligno en el ánimo: conformismo y auto-convencimiento.
Un eficaz triturador de ilusiones.
Cadáveres que se ocultan sin pena ni gloria bajo la tierra o se precipitan en forma de cenizas y humo sobre las cabezas de los que cargan el pecado original con la cabeza gacha.
Si no luchas te pudres, cosa que es cómoda; pero humillante.
Y trabajar, no es luchar; que nadie se engañe.
Trabajar es sometimiento.
Y el respeto a lo establecido es ignorancia.
Ya se sabe aquello de: “Mal de muchos, consuelo de pusilánimes”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s