Pedir deseos y que se cumplan, aunque sea a costa del sacrificio de otro ser…
Hay que ser mezquino.
Bien, froto la lámpara y deseo ser super mega billonario en euros de curso legal.
Es importante especificar bien lo que quieres, los genios son unos hijos de puta muy irónicos y guasones. Si no eres cuidadoso te podrías ver cubierto con “euros” del Monopoly.
Es el problema con estos genios volubles y endiosados, se creen muy listos.

¿Y qué es lo que no entienden los otros cuatro? ¿Son acaso pro-traidores? ¿Pro-corruptos acaso?
Pues no. Lo que pasa es que saben que no se debilita al Gobierno.
Saben muy bien que, al contrario, el Gobierno (su caudillo, jerarcas ministros y resto de burócratas del comité) va a ganar una pasta gansa con las patentes de corso que ha puesto a la venta para uso y disfrute de las caciquerías autonómicas de las taifas nazis.

Y es que un tipo de veintinueve gritando ayuda a mamá, pues como que no me parece muy digno. El tiempo que empleas llamando a tu madre, encuentro que es más lógico emplearlo en llamar hijoputas a los que te apalean.
Otra cosa, es sistemático y llamativo esa sensiblería hipócrita llamar a una víctima “joven” y al agresor “hombre”. Es típico de la prensa, si tienes veinte años y pegas eres un adulto, hombre o mujer. Si eres la víctima, eres un chaval o una chavala.
No sé si es que les debe parecer más tierno para la víctima o es al redactor que le da algún tipo de consuelo espiritual.

Corren tiempos biológicos y creo que más que al espionaje, debían temer a que se dedicara a fumigar “corona-cosas” para dar otras vacaciones por resfriado a la población occidental o bien, “coca-cosas” para dar un alegría en nombre del nazismo chino, para idiotizarlos un poco más concretamente.
Seguro que lanzaban sacos de lo que sea, o bien con un espray grande como la cesta del globo, pulverizaban una lluvia de “Eau d’Orina” en el rostro de los americanos.
Cuando veáis un globo, cerrad rápidamente los ojos y no abráis la boca.
No sé, es que me parece que en estos tiempos del nazismo del coronavirus y su tecnología, los espías no tienen nada que espiar ya, tan solo infectar.

No soy una garza; pero tal y como vivimos ambos, bien podríamos ser primos.
Tampoco puedo volar; pero tengo otras aptitudes: puedo arrastrar el culo por el suelo sin problemas si me propusiera descender a un estado más animal de lo normal.
También me dolerían los pies de tantas horas de éxtasis contemplativo.
Ella no pesa más de cien kilos, obvio.
Ella vuela y yo me jodo.
Una garza está más valorada que yo. En esta sociedad de idiotas, además son todos unos cerdos.
Son detalles sin demasiada importancia, al menos para ella.
Lo que importa es que estamos en el mejor momento y lugar.
Y solos.
No hay nadie en muchos metros a la redonda que pueda romper esta silenciosa paranoia mía.
Podría ser todo mucho peor sin la garza, ya que le otorga esa elegante prestancia e interés añadido al paisaje.
Porque yo, voluminoso como una piedra lo soy; pero para nada decorativo. Ni siquiera como detalle rústico para una casita de montaña de precio de desahucio.

Donde dice: “extraña neumonía” léase: “natural imbecilidad”.
Lo de los visones es extraño; pero así se lee: visones con gripe de gallina. Y esto ocurre porque el alquiler de las granjas es tan alto por la corrupción del estado, que tienen que meter en la misma jaula de visones a las gallinas. Al fin y al cabo, Galicia fue una de las grandes taifas nazis fanáticas del brazalete nazi o pasaporte covid de segregación racial.
Es tiempo electoral en España y el gobierno nazi penitenciario español homosexual sanitario, busca una excusa para crear un nuevo decreto de encarcelamiento para que la chusma goce de unas semanas extra de vacaciones; y así vuelvan los aplausos al caudillo y sus perros policía acosadores. La peña votará agradecida a los jerarcas nazihomosexualesanitarios por esos días de asueto y las semanas siguientes de baja laboral.
Comerán residuos mohosos, pero se sentirán más protegidos y a salvo que mierda en bote.
De ahí estos titulares proféticos y amenazadores de nuevas epidemias que la prensa puta del nazismo español, copia y pega en sus hojas parroquiales nazis.

Cuanto más pretenden educarme, mayor es mi hostilidad y rebeldía.
Nadie tiene nada que enseñarme.
Sé lo que he necesitado aprender. Y una vez aprendido, me he dedicado a adquirir conocimientos libremente.
No voy a perder mi vida aprendiendo mierda.
Porque aprender es absorber un método y un código para interactuar en sociedad.
Y yo lo he aprendido todo. Lo que quieran obligarme a aprender, se lo pueden meter vía rectal, hijos de puta.
No es casualidad que piense como lo hago. No es casualidad el desprecio que siento hacia una sociedad imbécil.
Cuanto más aprendes, menos eres tú y más asfixiantes son ellos, los mezquinos, los vulgares. He tenido algunas cositas que desaprender para sentirme libre y salvaje.
Aprender es para los niños, y yo hace mucho tiempo que escupo una leche cremosa por un pijo, por el capullo. Pretendieron enseñarme que lo correcto es glande.
Elijo cada palabra con precisión, con voluntad, con la suficiente displicencia para dejar claro que nada aprendo y algunas cosas por las que tanto se esforzaron enseñarme, está pegadas en una tira de papel de limpiarse el culo.
Mi idea del mundo y quienes lo forman está forjada en una fragua poderosa que hay dentro de mi puta cabeza.
Cualquier ideología, dogma o fe, es agresión.
Pasó el tiempo de aprender. Mi método para vivir en esto que me rodea es adecuado.
La ideología o fe es algo anal. Y por el culo solo salen las cosas, no entran.

Iconoclasta

Claro, todo un equipo de cirugía de amputación y reconstrucción plástica en el comedor de casa. Y lo que es peor, lo que no sirve al cubo de la basura, sin etiquetarlo como residuo biológico.
La mentira es que alguna sobreviviera, porque a ver quién sobrevive en el comedor de casa a una operación con pelos de gato flotando por todas partes.
No jodas con la mentira.
Hay que entender que cuando sueltan todas estos embustes, se debe al convencimiento que posee el estado y su fauna parásita de que se está frente a una sociedad caduca, ignorante, e infantilizada; y por lo tanto, eminentemente cobarde y excepcional como especie de pastoreo.

Y aquí la noticia nos cuenta porque al ex vice Caudillo Nazi Penitenciario Homosexual Sanitario Venezolano, le fue tan fácil con el coronavirus vender España a la China Nazi, concretamente al chino Xi, convirtiendo a España en la Cuba de Europa.
Con lo que le pagaron los chinacos (y a su homosexual Caudillo), se vio libre de trabajar y dejó su vicepresidencia para educar a peluches que serán pronto, buenos jerarcas del nazismo chino gobernando y encarcelando con mano que no tiembla a la temblorosa y fácil (no se debe entender por puta, sino por obediente) población española.

Yo es que soy más de la pornografía para masturbarme, no miro la tarjeta nazi sanitaria, de hecho, no sabía que pusiera España.
Cuando en verdad debería figurar La China del chino Xi.
Pues eso, que pongan lo que quieran que a mí me suda la polla. Eso del patriotismo, banderas e himnos siempre me ha producido prurito genital.