No hay ningún misterio, el bozal o “mascarilla” provoca una respiración deficiente, insana y por ello los pulmones también se debilitan, al igual que la sangre. Y durante un año y pico a toda hostia respirar mierdosamente, deja secuelas que se traducen en nuevos contagios de coronavirus que no lo son (alergias y toda dificultad respiratoria y picor de garganta, es puro coronavirus en el fascismo europeo).
Así que cuando los acosados llevan unas semanas respirando decentemente y han vuelto a habituarse a respirar los microorganismos básicos del aire para el funcionamiento del organismo, han conseguido fortalecer sus pulmones, sangre y sistema inmunológico.
El misterio solo está en la ignorancia y en la hipocondría generada entre tanto europeo decadente y cobarde.
En España, no llegarán a notar semejante enigma porque es una cobardía mucho más profunda que además, anida en la profunda fe que el pueblo español tiene tradicionalmente en sus dictadores. La proverbial mansedumbre española, no dejará su bozal ni aunque el color de sus pieles cambie al azul pitufo.
Pero atentos, que dentro de unas horas, toda la prensa prostituta española publicará que fue un error lo de la dichosa caída británica de diagnosticados por coronavirus. Un grave error que España y sus mansos no cometerán jamás, ya que las mascarillas son vida y la libertad es enfermedad.

Algunas noticias dicen que han bajado los índices de delincuencia. Pero no es verdad, es que simplemente no se enteran de los delitos cometidos porque el trabajo de policías, jueces, diputados, senadores, ministros, caciques autonómicos y del caudillo español; es acosar al ciudadano, controlar qué come, qué bebe, cómo come, cómo bebe, donde se sienta, adonde se dirige, encarcelarlo por las noches; y si se quita por un segundo la mascarilla, recurrir a la fuerza si es necesario. Que para eso llevan pistola y bozal negro, modelo Verdugo 2021.
Y ante tan peculiar, facilona y eréctil tarea policial (la dominación siempre tiene una componente de frustración sexual), el Estado Penitenciario Español disfruta de la más tranquila paz sin conflicto alguno con los delincuentes de verdad, que tienen bufet libre. El trabajo de la bofia nunca había sido tan fácil y banal. Por esta razón, cada vez que el fascismo español decreta prisión a través de sus jueces tan bien comprados, hay gritos nerviosos e incluso homosexuales de alegría entre los miembros de los cuerpos policiales españoles.
Se puede observar en el panfleto pseudo periodístico de la prensa prostituta española, a una pareja de la policía pretoriana del nuevo y normal fascismo español, controlar a peligrosos ciudadanos y delincuentes en potencia, cómo toman su consumición en la terraza de un bar.
Y como alguien intente sentarse en la mesa libre, es muy posible que pase varios años en un gulag de cualquiera de las muchas taifas que hay en esta inmensa prisión que es España.
La imagen ha causado sensación de trending topic de mierda y viralizada (más que una versión delta del coronavirus), hasta el punto de convertirse en la Nueva y Normal Postal Turística del Estado Penitenciario Español. Han retirado los mini toros y las bailarinas sevillanas de plástico de las tiendas de souvenirs por ser crueles y sexosas. Y han dejado como estampa popular la fasciosa imagen de los fieros policías controlando el gallinero muy estrictos ellos.
Los turistas ya consideran que hacen vacaciones en un país tipo Escape Room y buscan el romántico peligro del nazismo en España, desbancando así a Chernóbil como destino turístico para pobres y descerebrados.

Si existiera el dolor en las cosas seríamos sádicos psicópatas, porque no importaría cuanto dolor se infligiera; las cosas están para usarse, el dolor sería un problema exclusivo de ellas, como es el de los animales de granja su degollamiento y descuartizamiento.
La simple idea de que una cosa sufra es absurda, ni siquiera en un ejercicio de gran imaginación la imagen se sostendría, sería simplemente estúpido; pero dado el caso, no puedo imaginar la gran cantidad de millones de seres humanos que disfrutarían provocando ese dolor.
Es una reflexión demasiado rebuscada, por mucho que quieras imaginar un vaso doliente, por ejemplo, solo conseguirías hacer de tu imaginación una pérdida de tiempo que ni originalidad aportaría. Hay cosas mejores que imaginar.
Tal vez sea ahí, en esa pérdida del precioso recurso imaginario, donde reside la muestra más insana de la humanización de las cosas, en la novela de Lewis Carroll, Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas.
Realmente, la psicodélica novela no tiene nada de maravilla, no hay aventura; es una auténtica pesadilla llena de extravagancias y crueldades que como niño nunca me gustó. Me llevaba a pensar que Alicia era simplemente idiota y tuvo la mala suerte de ir a parar a un mundo de mierda, donde todos hablaban mal, deprisa y sin sentido. Tantos personajes dementes y tarados… Me incomodaba mucho ver la película. Y por supuesto, el libro ni siquiera lo ojeé.
Como adulto, aprecio el elevado grado de surrealismo, es una obra maestra de lo enfermizo y onírico, a media película se hace ya cargante; pero nada es perfecto. Tiene una descarnada originalidad, aunque vaya en detrimento del argumento, su claridad. Al fin y al cabo, el argumento es absolutamente secundario en el surrealismo cuyo único fin es generar imágenes oníricas o extrañas que impacten en el lector o espectador.
Aun así, a pesar de lo imposible del dolor de las cosas, si un vaso sintiera dolor por beber de él, lo lanzaría al suelo para observar como sufre. No soportaría que nada me complicara más la existencia. Que otra cosa más se sumara a la colección de idiotas que deambulan por el planeta jodiéndome con su solo respirar, me abocaría a un homicida humor.
Apenas habría diferencia entre las cosas y los seres humanos (en muchísimos casos que podría enumerar, se cumple el parecido). Los seres humanos con cosas, lo sé porque se lamentan por otras cosas que simplemente temen y también son usados para matarlos en guerras sin que sirvan para nada y a pesar de ello, obedecen como tiernos robotitos a los que les meto petardos entre sus brazos mecánicos para hacerlos volar en pedazos en las verbenas.
Hay muchas cosas humanas que por una cuestión de vergüenza, prefieren hablar de dolor en lugar de miedo. Al menos el vaso sería una cosa doliente con dignidad en su mudo dolor.
El soldadito de plomo, una de las historias más tristes de la literatura, es otro ejemplo de humanización de las cosas para convertirlas en mártires en esas parábolas infantiles para el amaestramiento de las crías humanas en la infancia. Muestra un amor tan excelso y paranoico que sería incapaz de sentir un ser humano. Se le puede perdonar tamaña osadía por ser una cosa.
Si mi cafetera se lamentara por el fuego, la golpearía hasta deformarla y hacerla inservible, no quiero más mierda a mi alrededor.
Solo soporto el dolor de las putas cuando las follo, porque para eso pago.
Siempre he sido hiperrealista, cosa que me hace ser un hijo puta en lugar de ser un imbécil cobarde sensiblero.
Respecto a la literatura, todo lo que es mentira o invención, es un bálsamo contra esta grisentería que hoy más que nunca se extiende por todo el planeta como un hongo que todo lo pudre infectando a millones y millones de votantes, mártires y santones que lo habitan.
Evoco aquellos naipes soldados de Alicia flipando con las setas alucinógenas del bosque. Su geometría ridícula y aséptica, fea y simple como lo es un cuadrado, recuerda sospechosamente a los playmobil o muñecos lego.
Si he de tener un juguete, que sea alguno con el que me pueda identificar, algo digno que se parezca a un ser humano, a mí. Y no un cubo con patas y cabeza con pelocasco.
Carroll veía aquellos naipes idiotas como a la chusma con la que tenía que relacionarse en aquellos tiempos victorianos, eso es lo que intuyo.
Y desde hace muchos años los muñecos tipo playmobil y lego se imponen como la nueva estética que debería tener el ser humano, para que los niños se hagan cuadrados, sin apenas más ángulos que los rectos, los menos imaginativos y los más simples. Que no sueñe la infancia humana con una anatomía corporal que evolucionó para la caza, el trabajo, el combate, el esfuerzo, la reproducción.
Con naipes y muñequitos geométricos, pretenden censurar y borrar del imaginario de las bestias humanas, su capacidad violenta que los hizo llegar a la cima de la cadena alimenticia y lanzar cosas al espacio. Incluso matar con más rapidez y facilidad. El coño y la polla… Es feo decir semejantes cosas, pero usarlas, si te callas, no es problema.
Hay gente que escupe como si tuviera una polla en la boca cuando lee “follar”. Me gusta provocar esos ademanes de rechazo. Es mi lenguaje y lo uso como me sale del nabo y no como un playmobil maricón; selecciono cuidadosamente cada palabra.
No puedes quedarte solo con una parte del cerdo. Somos indivisiblemente todo eso: toda esa violencia y ternura. Todo ese ingenio y toda esa brutalidad. Todo ese furor y odio que marcará la diferencia entre morir y vivir.
Como se ha visto en esta misma era moderna, cualquiera que quiera castrar al ser humano de una de sus características, conseguirá solo un imbécil, una cosa amorfa de lo que antes era. Las hormigas, no sienten plenamente dolor, son idiotas y simplemente se lanzan mensajes de alarma, según dicen los entomólogos. Es lo que ahora pasa con los seres humanos y sus epidemias de redes sociales y democracias venenosas para la especie humana.
Sería entonces acertado decir que las cosas sienten dolor.
La infancia se ha de sentir monigote y orgullosa de serlo. ¡Qué pena!
Deben aprender a barrer, en lugar de hacerse fuertes, ingeniosos y hábiles con sus peleas infantiles y juegos que solo a los tarados les parecen “violentos”. Mejor comprarles una escoba y un recogedor y se habitúen ya a recoger a la mierda que tiran sus amos, aquellos que les permitirá elegir el color de la escoba y recibir alguna vacuna como premio a su obediencia.
Vota et labora, cosa de mierda.
Si las cosas padecieran dolor, compraría muñequitos cuadrados cada día para pegarles fuego con afán pirómano.

Iconoclasta

Quieren vender una moto sin ruedas y sin motor.
Se les agota la imaginación para la estafa, si alguna vez la tuvieron.
Este es el chiste del obrero que mantiene una familia de siete personas y piensa que como solo aporta él dinero, le dará una paga a cada miembro familiar para que cada cual aporte un jornal aunque sea pequeño.
Eso es lo que pasa con los empleados públicos, a menos que se dediquen a empaquetar cajas de fruta y otros productos en las fábricas (algo productivo y que aporte beneficio a la economía), cosa que no va a ser así; por lo tanto, el nuevo y normal gobierno fascista del coronavirus no hace más que redistribuir la pobreza.
Así que estrangular al obrero con más impuestos y robarle más aún a costa de su jubilación es lo que toca para mantener a tanto funcionario o empleado público, lo de siempre.
El empleo público es ruina y eternizar la miseria.
No aprenden nada de la historia y de las fabulosas dictaduras comunistas y capitalistas de asfixiantes burocracias corruptas y nóminas insostenibles de funcionarios: URSS, China, Cuba, Alemania Nazi, España, etc…). La misma educación que dan es la que recibieron y así de mierda funciona el nuevo y normal fascismo español del coronavirus.

Encarcelamiento nocturno ejecutado contra el pueblo español en la Taifa Fascista Española Cataluña (por ejemplo) en múltiples ciudades y sub-guetos. Noche de prisión para y contra los ciudadanos: nº 14.

Horario de encarcelamiento: de las 01:00 a las 06:00 todas las putas noches del mundo (cinco largas horas si los cipayos del poder no imponen más en cada uno de sus guetos donde rigen sus volubles voluntades).

(Dicen que puedes descargarte de tu ano el certificado de movilidad nocturno de la Nueva Generalitat Fascista Catalana)

Anexo 1.

Con la bendición de los poderes españoles legales, militares, pseudo sanitarios y religiosos que han otorgado el Absolutismo al actual Caudillo Generalísimo, así como a sus Ministros y Caciques Autonómicos; se ha decretado contra la población española la Segunda Prisión Nocturna de la Nueva y Normal Dictadura Española del Año 1 del Fascismo del Coronavirus.

Anexo 2.

Igual que ocurrió el verano pasado del Año 0 de la Nueva y Normal Dictadura Española, ha considerado el Nuevo y Normal Caudillo Español, su Tribunal Constitucional y sus Caciques Autonómicos que el coronavirus o la covid 19 muerde especialmente en las noches, siendo especialmente agresivo; un cuento al estilo de Hansel y Gretel que hace de los ciudadanos criaturas asustadas que desde los barrotes de sus ventanas, observan horrorizados y con aplausos pulular a los agresivos y peligrosos nuevos y normales policías pretorianos y serenos fascistas de la Nueva y Normal Dictadura Española.

Anexo 3.

Anteriores decretos de prisión que se han ejecutado contra la población española:

Decreto 1: encarcelamiento nocturno y diurno de la población en el Año 0 de la Nueva y Normal Dictadura Instaurada. Más de tres meses de prisión absoluta con control policial y militar (incluso severa inspección policial de los productos que la población compraba en los supermercados). Más de nueve meses contando las prisiones parciales en franjas horarias con control policial y prohibición de la libertad de movimiento por todo el territorio español). Inicio: Marzo 2020 (Año 0 de la Nueva y Normal Dictadura Española).

Decreto 2: encarcelamiento nocturno de la Nueva y Normal Dictadura Española, que se extendió desde el verano del Año 0 hasta el Año 1 de la Nueva y Normal Dictadura Española (prácticamente un año de prisión nocturna). Anexo a este decreto, se encontraba la prohibición de respirar libremente incluso en espacios abiertos, decretándose contra la población la obligatoriedad del uso del bozal o mascarilla bajo amenaza, castigo físico policial y multas en caso de respirar libremente.

“La libertad es enfermedad”, el dogma ideológico del nuevo y normal gobierno fascista español, está ya plenamente implantado en el imaginario popular. Plenamente asumido por la ciudadanía como ley que les salvará la vida.

Anexo 4.

Libertades masacradas en la República Popular Española (colonia de facto de la República Popular China).

Hace apenas veinticuatro horas el Tribunal Constitucional (propiedad del Nuevo y Normal Caudillo) sentenció cosméticamente que el primer encarcelamiento de la población en el Año 0, fue ilegal. Es solo una maniobra de trileros, una hipocresía zafia y chapucera que pretende lavar la cara de sucio fascismo ante otros países europeos menos represores y destructores de derechos ciudadanos.

Porque ese mismo tribunal, ha sentenciado a muchos más de seis millones de habitantes a prisión nocturna sin fecha de liberación. Se les podrá escuchar reír mientras pasean libremente por sus calles en las noches oscuras de prisión que, a partir de poco más de seis horas, comenzarán a sumarse indecentemente sobre la ciudadanía.

La población española está completamente acosada, extorsionada y prisionera de la ambición y paranoia fascista de decenas de miles de políticos (diputados, eurodiputados, senadores, ministros, viceministros, presidentes, vicepresidentes, alcaldes, concejales y regidores), jueces, militares y policías, todos ellos corruptos conforme al más elemental sentido de la ética.

Anexo 5.

Que la suerte o el azar en forma de catástrofe planetaria o nuclear, nos libre del duro castigo y ruina que la República Popular China está ejecutando contra nosotros, a través de sus títeres que forman el Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español y su Tribunal Constitucional. En una de estas noches de prisión, en las comisarías y edificios oficiales, colgarán de los mástiles o astas la bandera China, cerrando así el proceso de destrucción absoluta de las libertades más básicas: las meramente biológicas como el respirar, el libre movimiento de esparcimiento y acceder al sustento para comer; porque de otro tipo, apenas quedaban.

En algún lugar del Gueto Español de China (Nueva República Popular Española), a las 18:51, del Año 1 de la Dictadura Fascista Española (2021) y viernes dieciséis de julio de mierda: me cago en Dios.

Ni el cerebro, ni el coño, ni los cojones; si se han entrenado para ser atletas, que ganen o pierdan; pero que hagan lo que deben.
Porque para recibir los millones de un patrocinador no necesitan desarrollar el músculo del cerebro ¿verdad?
Si son cobardes, que se retiren, si son cobardes no necesitan psicólogos. Si son débiles su entrenamiento ha sido una mierda.
Si son débiles no son atletas y todo es una patraña.
Así que hagan lo que deben o se vayan a la mierda por la puerta de atrás a ver a su psicólogo, gilipollas.
Niñatos y niñatas cobardes e indolentes… Que os jodan.
Con todo este puto fascismo y encima tener que aguantar las noticias de la cobardía, debilidad e indolencia infantiloide… Lo que les faltaba a los cabestros cobardes para aplaudir más a sus carceleros: que se premie y se santifique la cobardía y la pereza.
La humanidad se va a la mierda a velocidades de récord.
Y todos estos “atletas” posiblemente se reproducirán y eternizarán su bazofia.

Es justamente lo que va a ocurrir en España, cuando el Nuevo y Normal Fascismo Español del Coronavirus se funda el dinero o limosna europea destinada a combatir la pobreza que ha decretado; creando diez o doce ministerios más y contratando otros miles de cargos de favor, cosa ya harto habitual.
Es que quien vive en una dictadura, vive siempre enfermo, pobre y hambriento. Es el concepto de dictadura.
La prensa se encarga de confundir a las gentes de las regiones de un mismo país e inventar y loar la honorabilidad de una dictadura indecente, corrupta y genocida.
Los cubanos han tocado fondo, a su gobierno dictador le ha podido la codicia y ha robado el alimento al pueblo.
Algo ya tradicional en España, tan ancestral y tan actual…
Y tras los cubanos, irán los españoles lamentándose del hambre. Esa es la razón por la que el Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español afirma que en Cuba no hay dictadura.
Una serpiente no envenena a otra serpiente. O perro no come perro.
Aunque si el hambre acucia…

Otra mentira u otra ignorancia de un pseudo periodista comprado por la Nueva y Normal Dictadura Española.
Yo le explico: la clase media jamás tiene dificultad para llegar a fin de mes. La clase media no vive de un jornal, sino de su propia empresa y riqueza.
El falso periodista está hablando de obreros, trabajadores. Y los trabajadores u obreros son los que viven de un jornal; y por eso existe una clase obrera, baja o trabajadora, que es el 95 % de la población de la Nueva y Normal Dictadura Española. Una clase baja a la que siempre he pertenecido toda mi vida, sin sentir complejo alguno de no ser clase media, sinceramente. Es algo que siempre me ha sudado la polla al ser generoso y noble de una forma natural.
Soy lo que rima con joya de sencillo.
No seáis tan lelos para creer en el periodismo fascista español.
Los pensionistas pertenecemos a la clase obrera o baja y muy baja; y pronto gracias al Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español del Coronavirus los pensionistas serán como una casta india, los parias de España.

Encarcelamiento nocturno ejecutado contra el pueblo español en la Taifa Fascista Española Cataluña (por ejemplo) en múltiples ciudades y sub-guetos. Noche de prisión para y contra los ciudadanos: nº 13.

Horario de encarcelamiento: de las 01:00 a las 06:00 todas las putas noches del mundo (cinco largas horas si los cipayos del poder no imponen más en cada uno de sus guetos donde rigen sus volubles voluntades).

(Dicen que puedes descargarte de tu ano el certificado de movilidad nocturno de la Nueva Generalitat Fascista Catalana)

Anexo 1.

Con la bendición de los poderes españoles legales, militares, pseudo sanitarios y religiosos que han otorgado el Absolutismo al actual Caudillo Generalísimo, así como a sus Ministros y Caciques Autonómicos; se ha decretado contra la población española la Segunda Prisión Nocturna de la Nueva y Normal Dictadura Española del Año 1 del Fascismo del Coronavirus.

Anexo 2.

Igual que ocurrió el verano pasado del Año 0 de la Nueva y Normal Dictadura Española, ha considerado el Nuevo y Normal Caudillo Español, su Tribunal Constitucional y sus Caciques Autonómicos que el coronavirus o la covid 19 muerde especialmente en las noches, siendo especialmente agresivo; un cuento al estilo de Hansel y Gretel que hace de los ciudadanos criaturas asustadas que desde los barrotes de sus ventanas, observan horrorizados y con aplausos pulular a los agresivos y peligrosos nuevos y normales policías pretorianos y serenos fascistas de la Nueva y Normal Dictadura Española.

Anexo 3.

Anteriores decretos de prisión que se han ejecutado contra la población española:

Decreto 1: encarcelamiento nocturno y diurno de la población en el Año 0 de la Nueva y Normal Dictadura Instaurada. Más de tres meses de prisión absoluta con control policial y militar (incluso severa inspección policial de los productos que la población compraba en los supermercados). Más de nueve meses contando las prisiones parciales en franjas horarias con control policial y prohibición de la libertad de movimiento por todo el territorio español). Inicio: Marzo 2020 (Año 0 de la Nueva y Normal Dictadura Española).

Decreto 2: encarcelamiento nocturno de la Nueva y Normal Dictadura Española, que se extendió desde el verano del Año 0 hasta el Año 1 de la Nueva y Normal Dictadura Española (prácticamente un año de prisión nocturna). Anexo a este decreto, se encontraba la prohibición de respirar libremente incluso en espacios abiertos, decretándose contra la población la obligatoriedad del uso del bozal o mascarilla bajo amenaza, castigo físico policial y multas en caso de respirar libremente.

“La libertad es enfermedad”, el dogma ideológico del nuevo y normal gobierno fascista español, está ya plenamente implantado en el imaginario popular. Plenamente asumido por la ciudadanía como ley que les salvará la vida.

Anexo 4.

Libertades masacradas en la República Popular Española (colonia de facto de la República Popular China).

Hace apenas veinticuatro horas el Tribunal Constitucional (propiedad del Nuevo y Normal Caudillo) sentenció cosméticamente que el primer encarcelamiento de la población en el Año 0, fue ilegal. Es solo una maniobra de trileros, una hipocresía zafia y chapucera que pretende lavar la cara de sucio fascismo ante otros países europeos menos represores y destructores de derechos ciudadanos.

Porque ese mismo tribunal, ha sentenciado a muchos más de seis millones de habitantes a prisión nocturna sin fecha de liberación. Se les podrá escuchar reír mientras pasean libremente por sus calles en las noches oscuras de prisión que, a partir de poco más de seis horas, comenzarán a sumarse indecentemente sobre la ciudadanía.

La población española está completamente acosada, extorsionada y prisionera de la ambición y paranoia fascista de decenas de miles de políticos (diputados, eurodiputados, senadores, ministros, viceministros, presidentes, vicepresidentes, alcaldes, concejales y regidores), jueces, militares y policías, todos ellos corruptos conforme al más elemental sentido de la ética.

Anexo 5.

Que la suerte o el azar en forma de catástrofe planetaria o nuclear, nos libre del duro castigo y ruina que la República Popular China está ejecutando contra nosotros, a través de sus títeres que forman el Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español y su Tribunal Constitucional. En una de estas noches de prisión, en las comisarías y edificios oficiales, colgarán de los mástiles o astas la bandera China, cerrando así el proceso de destrucción absoluta de las libertades más básicas: las meramente biológicas como el respirar, el libre movimiento de esparcimiento y acceder al sustento para comer; porque de otro tipo, apenas quedaban.

En algún lugar del Gueto Español de China (Nueva República Popular Española), a las 18:51, del Año 1 de la Dictadura Fascista Española (2021) y viernes dieciséis de julio de mierda: me cago en Dios.

Estos atletas (pongamos jugadores) blanditos que se retiran por el calor (y no extremo, porque en México se hicieron unas olimpiadas a mayor altura y con más calor con toda probabilidad), al igual que alguna gimnasta que se ha retirado por miedo a perder o por lo que sea que se haya inventado; son ni más ni menos la más clara muestra de que la decadencia de la sociedad, su cobardía, su inmovilidad, su falta de empuje, etc…; se extiende como una mala enfermedad en todas las actividades, trabajo y educación. Posiblemente el coronavirus los ha llenado de miedo y escuchar la tele los ha convertido en perezosas marmotas sin capacidad de sufrimiento; pero quien es capaz de llevar sus aptitudes al límite debería ser inmune a la cobardía del fascismo y su populismo para deficientes mentales.
Porque lo que destaca en un atleta es su capacidad de sufrimiento para el entrenamiento para luchar por ser el mejor. No para llorar como niños de cinco años.
Y nadie les pide que mueran, simplemente que jueguen y demuestren que se han entrenado. Para eso está retirarse o perder. Y no con la indignidad de llantos cobardes ni otras mariconadas.
Incluso los más altos valores de la fuerza humana (esfuerzo, resistencia y capacidad de superar el sufrimiento) se están yendo a la mierda junto con la determinación y el valor que el nuevo y normal fascismo del coronavirus aprovechó su inexistencia para encerrar a todo el mundo y prohibir incluso la respiración; para parasitar las más básicas libertades.
La olimpiadas de Japón son las de la decadencia, la cobardía y la degeneración. No las del coronavirus, sino las del fascismo más venenoso que ha existido.
Yo pedaleo con una pierna podrida a pleno sol y a 39º C y no lloro de mierda, tengo mis cojones.