Archivos de la categoría ‘Histéricas’

Kyla Cole

En Telegramas de Iconoclasta.

Anuncios

Responsabilidades lógicas de la Vaga de País de Cataluña

Espero que con este asunto de la huelga general (Vaga de País) en Cataluña, para pedir la libertad de los encarcelados por el golpe de estado y traición a la constitución española, y a la mitad de la población que pasa de chorradas de repúblicas; hagan las cosas bien.
O sea, los organizadores deberían disponer de un seguro de responsabilidad civil para cubrir las muertes que se deriven de este paro, ya que las ambulancias, bomberos y otros elementos de auxilio, están o han estado inmovilizados y detenidos en las inmensas retenciones que provocan.
El deber de la policía sería identificar a los individuos/as que forman los grupos de presión o piquetes, para que respondan a las posteriores reclamaciones por muerte o daños en las que pudieran incurrir. Y eso no lo veo en las noticias, hablan con la peña exaltada; pero no les piden identificación.
No basta con el “pacifismo”, hay que tener responsabilidad.
No es suficiente consuelo que a los muertos los celebren como mártires, sobre todo, si no habían pedido morir por unos millonarios con ansia de poder que han sido encarcelados por este timo caprichoso de la independencia.
Estoy seguro de que esas grandes organizaciones independentistas que tienen tanto dinero lo tendrán previsto; y en la medida de lo posible dispondrán de medios económicos y seguros, para de alguna manera, indemnizar a los familiares de los muertos o quien quede con secuelas por falta de asistencia médica ante el corte de las vías de comunicación que son pagadas por todos los ciudadanos sean o no independentistas.
Porque los chalecos de fosforito que visten de uniforme los militantes de las “asociaciones culturales”, no curan una mierda.
Una cosa es aguantar a “pacifistas” con cierta paciencia y resignación; y otra muy distinta que te maten un padre o un hijo “festivamente”.
El que no permitan que los productos de primera necesidad puedan llegar a los comercios, es un mal menor; pero que no dure mucho.
Y si no, que le pregunten lo que opina de la jodía Vaga de País, a quien está esperando su pedido de Amazon.

Iconoreflexiones nov2017 telsamsung def

Existen los creadores y tras ellos, aparecen los perfeccionadores.
Estos últimos son los que se mortifican por no haber sido capaces de crear y dedican todos sus esfuerzos por mejorar una creación ajena.
El creador solo busca la paz sacando de su cerebro, de una forma clara y precisa, esa idea que pulsa como un tumor en su cráneo.
Cuando lo ha conseguido llega el descanso y cierto temor a que se desarrolle un nuevo tumor.
El perfeccionador mantiene siempre constantes su esfuerzo y envidia para superar al creador; pero no hallará consuelo y desaparecerá vencido por el anonimato.
Las molestias que sufre el creador en su cerebro, las sufre el perfeccionador en el culo.
Y así llegamos al yutup y sus videos para hacer la vida mejor con sus lemas: “Deberías probar…”, “Deberías hacer…”; donde unas manos ágiles y veloces hacen alguna estupidez con algo sacado de la basura o con golosinas baratas para hacer otra golosina más empalagosa aún.
Esto es un ejemplo de lo que llegan a sufrir los perfeccionadores por no haber sido creadores: llegan al ridículo por medio de la desesperación de su impotencia creadora.

Gemma Ward

En Telegramas de Iconoclasta.

La caída de los muros

Si las redes sociales desaparecieran se crearía una profunda tristeza en todos esos anodinos y prescindibles que cada día dejan su saludo de buena esperanza y buen rollo a nadie.
Esos a los que no les basta papel y tinta se deprimirían. Incluso habría suicidios.
Me encantaría vivir un momento tan trágico e importante como la destrucción de las redes sociales en internet.
Si creyera en supersticiones, rezaría por que ocurriera hoy mismo, ahora mismo.
¡Ya!
Ya están tardando…
¿Y bien, ineptos? ¿Aún no sabéis dónde está y cuál es el botón de apagado?
¿Tendré que ir yo?
Gilipollas…

 

Náuseas y extinción

Es normal que a veces piense en catástrofes e innumerables e indiscriminadas muertes humanas.
Estoy escupiendo desde hace dos kilómetros y aún siento náuseas. Como si estuviera desesperadamente sucio por dentro de mí en mí mismo.
La vida (la ajena) se empeña en ofenderme a cada momento, me acosa.
Un tipo se encontraba revisando el motor de su segunda polla (el coche) y mostraba de una forma nauseabunda tres cuartas partes de la raja del culo (la imagen superior es vagamente parecida), que se apreciaba a través de unos calzoncillos translúcidos, como una prenda de puta (en este caso de maricón).
Se podía apreciar inevitable y atrozmente el pelaje de su culo.
Y yo sigo escupiendo, deseando que me hubiera quedado ciego antes que ver esa mierda.
Deseando la extinción humana.
Deseando haber podido contemplar en vivo la imagen inferior. Carezco de suerte alguna.
YO serviría para ser dios y su ira.

Fotor_15091220505592

El teatro de la independencia de Cataluña ha quedado un tanto pobre en su atrezzo, a pesar de lo lúgubre de su himno Els segadors.
Ha faltado un escudo con un compás y una escuadra.
Y que llevaran capirotes.