Archivos para junio, 2013

Un nuevo día, mi potente erección matinal y otro marco de puerta abollado por mi costumbre de levantarme desnudo.
El carpintero agradece el abundante trabajo; pero hay algo de antipática envidia en su actitud y cierta incomodidad por un vello púbico enredado entre sus dedos.
Ni que le hubiera pedido una mamada junto con la reparación… Es un asco ser tan macho (no para mí).

-Viveros Infantiles para gente VIP. Le atiende Marta Pérez. ¿Con quién tengo el gusto de hablar?
-Blanca Mendelson.
-Buenos días, Sra. Mendelson. ¿En qué puedo servirle?
-Quiero una niña con pechos a medio crecer, pubis poblado y menstruando.
– ¿Alguna raza en especial?
-Gitana.
– ¿Grupo sanguíneo?
-No importa, mi marido la quemará después del video.
-Serán 13000 euros y la entregaremos en un plazo máximo de tres horas en el despacho presidencial.
-Vístanla con vestidito blanco estampado con flores amarillas y verdes. Sin bragas, por favor.
-Tomo nota. Tenemos oferta de hermano y hermana de 8 y 12 años por 15000 euros.
-No, nada más.
-Buenos días, Sra. Mendelson, la atendió Marta Pérez.
-Vete a la mierda, idiota.

Vas caliente, te tocas ante un video porno de exploraciones ginecológicas y piensas en Jesús, María Magdalena, la sacra mamada y en un semen tan frío como inútil; pero tan placentero como no existe nada.
La utilidad siempre es aburrida.
La caja de pañuelos tiene una decoración cursi para estas actividades metafísico-pajilleras.

El amor es el estornudo de un catarro, en cuanto baja la fiebre se dan cuenta que había cosas mejores.
Aunque al final nunca es tarde, siempre hay ocasiones para enmendar el último error.
El amor es como la energía o la masa de una pizza: múltiple y solo se transforma.
A mí me gustan las de carne de res con extra de queso y pimiento.
Y los calzone de mortadela.
Y el pan de ajo.
Y… ¿A qué precio está la cajetilla de malboro? ¿Y la de Camel sin filtro?

Moriré como un pájaro enfermo o viejo que espera la muerte en lo alto del tejado de una casa. No compartiré nada de mi muerte.

No más compartir, la muerte es mía y solo mía.

Dejaré que el agua de la lluvia arrastre lo que me queda de vida en soledad, con mis plumas desordenadas y apagadas; caóticas de enfermedad, vejez y muerte.

Sin miedo y sin llantos. Ignorándolo todo y a todos como si el resto del mundo estuviera muerto; como si nadie hubiera existido jamás.

Soy único e irrepetible, conmigo muere una especie. Y nadie asistirá a mi muerte para humillarme o arrebatar mi protagonismo en mi propia historia. Que se joda la especie humana, porque no dejaré nada de mí que se pueda aprovechar, ni siquiera el ridículo.

Nadie tendrá la posibilidad de reír mi muerte, cuando se den cuenta, seré plumas enganchadas en el asfalto. Solo eso.

Sueño con ser ese pájaro enfermo bajo la fría lluvia, sin importarle el afilado viento. Por encima de todos muriendo.

Con el cuello plegado sobre el buche para apagarse sin mirar a nada o a nadie.

Iconoclasta

Apacibus post fellatio

Publicado: 21 junio, 2013 en Humor
Etiquetas:

http://iconoclasta-telegramas.blogspot.mx/2013/06/apacibus-post-fellatio.html