Crónica de unos cuernos

Publicado: 20 junio, 2013 en Lecturas, Reflexiones
Etiquetas:, , ,

El asiento del coche está tan corrido para atrás, demasiado lejos los pedales de sus pies.
Bueno, voy caliente.
Sus bragas están al revés…
Es que después de unos días hay que follar.
Sus tetas saben a la baba de otro, están saladas.
Me la follo; pero sin ningún tipo de alegría.
La próxima no quiero meterla ahí dentro, me da asco el semen de otro.
No me enfada, es cuestión de higiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s