Archivos de la categoría ‘Sin categoría’

Ahora que dicen que baja el número de contagios y muertos por coronavirus, también alguien le dice a los lelos del planeta que, el virus puede mantenerse en el aire hasta ¡tres horas!
Se me ha puesto dura con solo imaginar que es Supervirus en persona.
O tal vez es un virus que viaja en un nano globito aerostático.
El negocio de la mentira consiste en vender mascarillas hasta para el culo.
Si puede mantenerse en el aire tres horas, es muy posible que tenga una toma USB para recargar.
Es lógico imaginar también que viaje en los coches gracias a sus patas con garras afiladas que se clavan en la chapa y evitar así que la velocidad lo pueda arrastrar.
Además de los coches, las bicis, las moscas y los putos ángeles serán medios de contagio para, los que sobrevivimos cuando el virus viajaba una distancia de metro y poco subido en un moco de estornudo, en el escupitajo de una tos o en la eyaculación en la boca de una puta o sexo servidora que estaba de rebajas por falta de clientes.
Esto no es un virus, es un auténtico dron…
Así que antes de que el virus se dedique a contagiar por guasap, o mesenyer, más os vale comprar una careta con un buen antivirus Norton o Mcfee.
Los que tengáis dinero, invertid en acciones de fabricantes de mascarillas, que pronto serán obscenamente mucho más carillas aún para acabar de joder el dinero del trabajador.
No entiendo como con estos virus voladores, ha conseguido siquiera evolucionar la especie humana lo suficiente como para perder el rabo trasero.
Es angustioso el futuro que nos espera.
Lo cierto, es que la extinción de la humanidad no puede ser más jocosa (carita riente 😁).
No puedo creer que alguien no esté contagiado.
Ni siquiera Snoopy el dos rabos debería estar a salvo.
La suerte es que soy un fumador empedernido y el coronavirus, por mucho que esté detenido en el aire como un helicóptero, no me puede localizar gracias a la nube de humo que me rodea siempre (hasta que la próxima versión del coronavirus incorpore visión infrarroja).
Y otra cosa, ni se os ocurra soplar para alejarlo de vuestra nariz o boca, porque es pesado como el plomo. Es con toda probabilidad radiactivo.
Ser humano es ser (salvo alguna rareza o excepción) un gusano sin cerebro.
Va a ser divertido el asunto de las mascarillas y sus muertes cuando el coronavirus use un taladro para entrar por ellas.
Parafraseando el célebre diccionario del gato Jinks: Coronavirus “volaó”: Eso no existe y si existiera, valdría una fortuna.
Idiotas.
Tres horas volando, flotando.
No mames, wey…
El reservorio del coronavirus no es el pobre pangolín, son las películas de Harry Potter.

Iconoclasta

Yo digo que una cuarentena demasiado larga va a crear problemas consanguíneos.
No hace falta ser demasiado listo para darse cuenta del resultado de que madres y padres recluidos en casa con sus hijas e hijos adolescentes con todas sus hormonas desatadas y los padres con ganas de tener nuevas sensaciones sexuales o simplemente tenerlas con otra cosa diferente; acaben oliendo a escondidas las bragas y calzoncillos sucios de sus adolescentes hijos.
Y de ahí a que se monten una orgía (me parece bien, soy la hostia puta de liberal) en la que no saben si se la meten a papá o a mamá, y queden embarazadas madres e hijas y nazcan cosas raras; es algo que no precisa de un gran alarde de imaginación.
¿Acaso no es precioso y tierno que sea papá el que eduque y libere de la pesada carga del himen a su hija tan dada al perreo reguetonero?
Que mamá le enseñe los secretos del coño a su hijo que se masturba frenéticamente en el lavabo todo el día.
Las páginas de porno gratis, se llenarán de sabrosos videos caseros con los hashtags: “yomequedoencasacogiendoconmisniños” “quevivaelcoronavirusquericocogenpapaymama”
Todo va a ir bien, si no nacen niños con dos cabezas y ocho brazos tras haber sobrevivido al virus por haber estado en casa una puta eternidad sin hacer más que follar embrutecidos en familia.
No soy un ingenuo. Conozco tan bien al ser humano que cuando soy consciente de mi profunda sabiduría al respecto, siento la suciedad humana ajena por dentro apestándome.
Si pudiera (y fuera indoloro) me arrancaría ese conocimiento con un pela patatas rascando los intestinos por dentro.
No os perdáis el porno gratuito en los próximos días (carita sonriente).

Corto es el camino de mi lengua a tu coño.
Y sin embargo, para llegar a semejante distancia he recorrido eones de vacío a cero absoluto para colisionar con tu alma.
Soy un enamorado y obsceno asteroide que se desintegra en ti.
Se me ocurren tantas formas de amarte y hay tantas distancias que salvar, cielo…
Amar no es sosiego aunque seas piedra.

Alegrías del coronavirus

Publicado: 29 marzo, 2020 en Sin categoría

Más buenismo

Publicado: 17 marzo, 2020 en Sin categoría