Archivos de la categoría ‘Humor’

Los personajes de mujeres hermosas en las películas baratas de terror, son asesinadas cruelmente enseñando sus enormes tetas deseablebleblebles…
Es una norma de este tipo de cine para momentos de absoluto aburrimiento y abulia casera.
Esta ley ¿es un castigo moral por ser tan hermosas, sexuales y sensuales?
¿Un castigo moral de apoyo a los papás y mamás que creen que sus hijas son la Virgen María?
¿Tranquiliza a los feos y feas, gordos y gordas, la muerte de las mujeres de póster de Private?
¿Sueñan los obesos con matarlas ellos mismos durante el rito sexual flatulento?
La muerte por descuartizamiento de las tías buenas es el vivo reflejo de la envidia de esta sociedad podrida.
Yo no las mataría, no por descuartizamiento, apuñalamiento o lanzamiento de altura; sino por fatiga.
Una y otra y otra y otra y otra vez…
Una reflexión cinéfila de Iconoclasta, el hombre.

¡Qué puta mierda de mascarillas!
Desde que el fascismo ibérico con el pretexto del coronavirus ha obligado por decreto el uso de mascarillas a full time o tutiplén; los idiotas que antes paseaban por la calle con la boca abierta, ahora han dejado de cumplir su misión en la vida.
Y la cantidad de insectos voladores que hay es muy desagradable. Lagartijas, ranas y aves no dan abasto para comérselos.
La chusma ya no come lo que debiera.
La boca cerrada de los idiotas y el psicótico fascismo español, han roto la precaria estabilidad de la cadena trófica en la naturaleza.

Vaya con el coronavirus, parece un águila por lo bien que vuela…
Pues prácticamente, el diario prostituido a los caudillos Sánchez e Iglesias 20 Minutos le da la razón al Régimen Fascista Español. La solución es matar al mayor número posible de españoles, por enfermedad, por hambre o por asco. Y los que queden vivos a trabajar gratis.
El encarcelamiento, confinamiento o cuarentena ya no es suficiente. Lo necesario es la asfixia durante un año o más.
Prensa colaboracionista de mierda… Mienten los hijos de puta más que hablan.
Si la prensa sigue vendiéndose así, las putas van a tener que meterse a periodistas, que lo harán mejor.

Y tras la severa y exhaustiva cuarentena española, el fascismo ibérico ha conseguido mutar a una nueva cepa: la covid-20 XXXL.
Los caudillos españoles Sánchez e Iglesias invierten grandes sumas en la industria del bozal.

Hay que insistir en el tema para comprender bien el neofascismo tecnológico del Régimen Español de Sánchez e Iglesias.

1º: porque es femenino (cosas de las mujeres de Podemos. También hay prensa que escribe “el covid-19”).
2º: es psicológicamente menos agresivo (en lugar de virus) para la chusma cobarde y el Régimen Español, que lo es aún más (cobarde).
3º: recuerda a David, lo que hace el coronavirus más dulce y entrañable, sobre todo llena la boca de los esnobs redesocialeros.

Es el vocabulario de un gobierno totalitario que pretende ganarse la simpatía de su chusma, a la que maltrata, con palabrería meliflua e infantiloide. El nuevo tecnofascismo con maneras paternalistas e infantiles. Y mucho más peligroso para las libertades, más represivo y paranoico.
Una retórica apestosa que emerge del poso más espeso de la hipocresía y la decadencia social. De la degeneración de la cultura y el intelecto. De la aniquilación sistemática del individuo pensante y adulto.
La covid-19 es la cepa donde se forma una nueva generación de virus. Y es el virus la enfermedad, la infección.
¿Quién va a comprar medio kilo de cepa blanca?
Porque yo compro medio kilo de uva blanca.
¿Veis? Yo también se dar clases con retórica para niños de guardería.
Cada año el virus de la gripe suele salir de otra nueva cepa.
Así que, si el gobierno del Régimen Español fuera decente y no una panda de ambiciosos tiranos que roban libertades delictivamente y con total impunidad; hablarían de virus o coronavirus en sus homilías doctrinales de timador barato diarias.
Y no declamarían con afectación homosexual y miedo “la covid 19”.
¡Ah, otra cosa! ¿Habéis probado a encajaros la mascarilla entre las ingles? Produce una agradable sensación de calidez genital. Y de protección, te sientes más seguro.
Y luego, cuando te la llevas a la cara, deja un aroma a pescado seco que oculta el hedor de los cobardes y hace más proteínico el paseo entre los acosadores policías e informantes de ventanas y balcones de la nueva Dictadura Española de sus generalísimos Sánchez e Iglesias (sin olvidar a esa otra formación prostituta en la que se ha convertido el partido Ciudadanos o Cs).

Han decretado por cojones y bajo amenaza, el uso de putas mascarillas en la puta calle.
Dicen que el gasto en mascarillas por familia puede ser importante para sus economías.
¡Y una mierda! Usarán la misma mascarilla que les hicieron ponerse en la entrada del supermercado hasta que se quede rígida por los mocos acumulados.
España es un país tercermundista, una república bananera peligrosa para cualquier ejercicio de libertad; pero sobre todo, pobre. Las familias no van a gastar una mascarilla para cada persona que viva en ellas cada día. Ni de coña.
La cervecita diaria en la terraza ya es otra cosa.
Es importantísimo el uso de la mascarilla que ha impuesto la Dictadura Española con el pretexto del coronavirus. Usadla sin pudor, en todo momento.
Porque si las mascarillas son utilísimas para trabajos de lijado y pintura con aire comprimido, ahora son indispensables para evitar las multas que el ministro del interior e ideología del Régimen Español (un tal Marlaska), tiene la sagrada misión de imponer.
El legado de la Inquisición Española es imposible de erradicar de los genes de los políticos españoles.