Archivos de la categoría ‘Citas’

Ocurre que lloriquear por todo y tener miedo a cualquier cosa es la forma de vida habitual en las ya viejas sociedades degeneradas.
Y trabajar duro causa un temor paralizante a la chusma que bala aburrida.
Lo extraño es la independencia y el pensamiento libre.
La libertad y la autonomía no son una simple cuestión de inteligencia, es una genética que está desapareciendo asfixiada entre la mediocridad, mezquindad y envidia.
Ser feliz en las granjas humanas o ciudades es auténticamente ser imbécil.
No hace falta que ningún iluminado explique lo obvio, bueno… A los idiotas sí.

Claro, seguro que con cubos de basura harán fogatas y cantarán villancicos con los mocos congelados y guantes con los dedos rotos.
El entorno seguro es tener una cuenta bancaria repleta de dinero, y una casa de un millón de metros cuadrados, hijos de puta.
No me jodas, con tanta mierda.
¿Es que no va a cesar nunca el nuevo fascismo español del coronavirus de pagar dinero por artículos de prensa imbéciles?

Este tipo debería figurar en una enciclopedia ilustrando las entradas: “cobardía” y “mezquindad”.

Lo que tiene que hacer cualquier político con un cargo, es curar a los enfermos y poner medios para atajar una epidemia. Y eso no se hace robando libertades y provocando muertes negando tratamientos médicos a las personas graves. Y tampoco se salva una epidemia arruinando a la gente.

Si eres cobarde, no seas político, está bien: te sacas una pasta; pero te saldrá cara, fascista.

No cargues con responsabilidades “a la juventud” y ahora “a los madrileños por respirar”.

Qué mezquindad…

La enfermedad no se va a ir, hay que vivir con ella como millones de seres humanos vivieron con ella en otros tiempos y viven en otros lugares sin esconderse como perros atemorizados, idiota.

Mierda de cobardía e hipocresía las del nuevo y normal fascismo español del coronavirus y su estafa…

Imagino que como lleva ese bozal negro, se siente a salvo de la vergüenza de su vanidad de patán.
Como esos nuevos ricos con complejo de grandeza que en las películas se montan una copia de algún monumento famoso en el jardín.
“Nosotros, los veinte líderes”.. No jodas.
¿Líderes de qué?
Será que ahora Ali Babá, tiene solo veinte ladrones en lugar de los cuarenta.
Diecinueve fascistas del coronavirus y el del bozal negro con banderita española, como enlace sindical a lo sumo.

Como a esta enferma, el nuevo y normal gobierno fascista español, ha asesinado a miles de personas con graves enfermedades, por curar con paracetamol una gripe o resfriado como el coronavirus. El gobierno español lleva cometiendo genocidio sin descanso desde hace más de ocho meses.
Y en Europa, en la vieja decadente e indecente Europa, han masacrado a decenas y decenas de miles de personas.
Y en el mundo a centenares de miles.
Ya no hay otro medio para defender la vida y sobrevivir al fascismo de la cobardía y la ignorancia que, recurrir a la violencia y la guerra en que se convertirá.
La razón está clara y justificada: si te van a asesinar, empieza a matar a tus asesinos.
Muerte con muerte se paga.
Y no puede acabar simplemente así, con violencia; los actuales gobiernos del fascismo del coronavirus o “la covid 19”, al igual que los nazis de la última guerra mundial, deberán ser acusados y condenados por genocidio, a prisión o a muerte. Y confiscar sus cuentas bancarias en paraísos fiscales para recuperar todo el dinero que han robado.

Y como los caudillos del nuevo y normal fascismo español del coronavirus están deseando inyectar a toda su aterrada población el veneno, además de los restaurantes, también se irán a la ruina las sombrererías.

Lo peor que puede pasar ya, es que los cobardes, cuando el Nuevo y Normal Fascismo Español del Coronavirus decrete otras muchas semanas de prisión para los ciudadanos; se mueran de asco los que sobrevivan al hambre.
Lo del miedo, nada nuevo bajo el sol, España tiene superávit de gallinas de toda la vida.
No problem.
Es que a los “periodistas” (con el nuevo fascismo normal español, los periodistas de verdad han muerto), en este caso los de El Independiente, se les seca el cerebro y no saben lo que dicen.
Si a mí me pagaran por mierda escrita, no tendría escrúpulos en hacer lo mismo que ellos.

Esta mierda del compañero de mimos debe tratarse del siguiente acto de la dictadura de la cobardía, el que sigue a los aplausos a los carceleros fascistas del encarcelamiento de la primera ola del coronavirus. Y los aplausos a los sanitarios que nadie conocía, a las cajeras del súper y al barrendero que no barría. Al “quédate en casa, que todo irá bien, idiota”.
Es que me tienen asqueado. La edad mental de la chusma está retrocediendo peligrosamente hacia la deficiencia en la misma medida que la cobardía, el conformismo y la pasividad suben pudriéndoles el cerebro.
Qué coño vacuna… Extinción humana es lo que necesita el planeta.

La delincuencia española debería declarar cualquier día del año elegido al azar, al coronavirus como patrón; agradeciendo así que gracias al encarcelamiento, la represión y el toque de queda del nuevo y normal fascismo español del coronavirus contra la ciudadanía; se han sacado a la policía de encima y así pueden robar a quien quieran y como quieran, sobre todo negocios ya permanentemente cerrados como gimnasios, bares y restaurantes; con absoluta comodidad y seguridad.
Incluso hoy mismo podría ser un día majo para dedicarlo a San Coronavirus o Santa Lacoví de los Delincuentes Descalzos del Amor de Jesús.
Y que sea por muchos años, que la bofia o policía, e incluso los voluntas de cruz roja y protección civil; se dediquen exclusivamente al acoso y agresión al ciudadano inocente (les es mucho más fácil, seguro y divertido que vérselas con delincuentes; cobrando lo mismo… es lógico), robando su libertad y humillándolo con el uso paranoico y peligroso del bozal.
Y así, los atareados delincuentes puedan trabajar ya en paz para siempre.
Los cuerpos de seguridad del estado y privados (pero del estado también), se podrían ver beneficiados por la generosidad de la delincuencia española, al recibir un buen aguinaldo en agradecimiento al buen rollo que tienen ahora con la bofia; que se dedica exclusivamente a la vigilancia y acoso del ciudadano inocente, o sin historial delictivo; y pasan así las noches muy tranquilas patrullando lentamente con la seguridad que da ser amigos de los criminales y que los ciudadanos permanezcan debidamente encarcelados.
Incluso, en tan señalado día de la delincuencia española, podría decretar el nuevo y normal fascismo español, veinticuatro horas de encarcelamiento para todos los ciudadanos y dejar así que los afanosos criminales tengan un día relajado e impune como festejo a su patrón.