Archivos de la categoría ‘Absurdo’

Y fue así que vi a la Virgen María llorar acunando el bebé muerto en sus brazos.
El cadáver de Jesucristito al que le habían arrancado los ojos.
Y fue así que los fariseos con bozal gritaron que era la Covid 19.
Y un policía municipal de negro bozal sancionó a la Virgen con una multa de cien euros por no llevar bozal en el hocico. Con la porra le golpeó los brazos y Jesucristo cayó al suelo rompiéndose los huesitos muertos.
Y fue así que los que caminaban con bozal, le pedían a gritos al policía que le pegara un tiro a María. Porque podía contagiarlos por no usar bozal. El policía procedió a golpear las piernas de María hasta que cayó de rodillas.
Y fue así que el policía municipal se sacó la polla y se la metió en la boca a la Virgen María arrodillada.
Y fue así que la Virgen María padeció la Sagrada Arcada.
Y los ciudadanos de bien aplaudían la mamada como una Pascua. Con mezquindad se separaban el bozal del hocico para escupir al bebé muerto, con su carita sin ojos manchada de la leche que escupió el pijo del policía.
Y fue así que los ciudadanos con bozal, se dieron por satisfechos con la justicia impartida y retomaron de nuevo su camino cabizbajo y cobarde hacia la mierda.

El Evangelio del Coronavirus según Iconoclasta.
Libro de la Mezquindad, capítulo 2021, versículos 3 al 7 (LdlM 2021,3-7)

Iconoclasta

Sinceramente, tras cuatro horas pintarrajeando un mandala no siento ningún tipo de alegría.
Y mucho menos serenidad.
Místicos y sus autosugestiones…

Estaba cantado, el fascismo español ha probado como el cerdo la sangre, y ya no puede dejar de reprimir, acosar, sancionar, encarcelar, arruinar y humillar a sus habitantes.
Ahora que se acercan las vacaciones de semana santa, se pueden lucir jodiendo más a la gente.
Con especial hincapié el gobierno cacique catalán el más talibán del fascismo español, el que no suelta el toque de queda por nada del mundo.
Así que se han inventado otra nueva tasa de reproducción para crear otra ola más de contagios con la que sentirse en el nombre de Dios, protectores y salvadores de las vidas de sus cobardes votantes y habitantes.
Es repugnante.
Es ya una guerra declarada contra las libertades individuales más básicas, incluso el franquismo se ha quedado corto en su fiereza comparado con el Nuevo y Normal Gobierno Fascista Español del Coronavirus.
Se pueden meter un cilicio por el culo los fascistas rezando a su Covid 19 para que los mantenga impunes durante décadas en sus taifas y poltronas.

Si estás lejos de todo y eres capaz de mantener la entereza en la oscuridad hasta dudar de tu existencia, sin que importen los sonidos que como acechos te llegan cercanos de lo oscuro; adquieres la dimensión de lo irreal.
Y nada te impide ya imaginar cómo es la muerte y serlo; aunque sea para ti mismo, pero si no existes ya, qué más da.
Un jabalí con sus movimientos nerviosos agita ruidosamente la vegetación en algún lugar, oscuridad arriba. ¿Cree que soy la muerte? ¿O teme que la oscuridad que me ha comido lo devore a él?
¿Qué ocurrirá cuando llegue a la luz? ¿Tendré una guadaña en mis manos y haré el trabajo que me corresponde? Aunque temo que seré la misma mediocridad que la luz desenmascara todos los amaneceres.
Me quedaré aquí no existiendo, que el jabalí me tema. No tengo otra cosa que hacer.
Me siento irrealmente poderoso.
Bye, vida.

Iconoclasta

Foto de Iconoclasta.

Si los zombis (los de las películas, no los reales que votan por simple vicio a cualquier imbécil) existieran, celebrarían su día orgulloso. Y en cada película y serie televisiva, al igual que pasa con los maricas, tortilleras, feminazis y transformers; aparecería uno muy gracioso e ingenioso que haría las delicias de los tolerantes idiotas de las redes sociales. Y por supuesto, comerían sesos de tofu, nada animal, claro.

Si fuera vampiro jamás mordería a nadie para beberme su sangre. Usaría un serrucho o una navaja para rajarle el cuello y recoger la sangre en un termo; a las mujeres me las follaría enseguida, antes de que se enfriaran; no me acaba de convencer el carpaccio y su proverbial frialdad. Y SOLO mujeres, yo no soy un vampiro maricón como el Banderas en Entrevista con el vampiro.
En definitiva, YO no convertiría a nadie.
Más de un vampiro en el mundo sería adocenamiento. Y si la exclusividad tiene el precio de la soledad, para eso creó Dios la masturbación. Y también el puto ajo, el puto crucifijo y la cochina estaca de madera; para algo bueno que hizo con las pajas, tuvo que joderlo todo con lo demás, hijo de puta…

– ¿Alguna vez has visto a Dios?
–No me jodas, cabrón. Quiero pasar desapercibido.
–Eres un borde.
–Y tú un rencoroso. La culpa fue tuya y de tu parienta. Mira que había manzanos en el paraíso y tuvisteis que comer de aquel.
– ¡Joder! Es que hiciste a Eva muy puta. Antes de morder la manzana, ya le había hecho una mamada a tu angelito disidente. ¡Coño! Cuando la mordí me di cuenta, la guarra ni se había limpiado la boca.

Hay algo obsceno como pocas cosas en esta sociedad. Obsceno en cuanto a que denigra a los humanos de corral que exhiben frente a él sin pudor su estulticia e indignidad.
Es el televisor.
Y las familias reunidas frente a él durante la comidas y cenas atendiendo sus decretos y abusos son una vergüenza; algo que produce el súbito deseo de incinerarlos con napalm y lanzallamas mientras respiran con la boca abierta.
Son millones de familias masticando vorazmente junto con su pienso, las mentiras y pánicos que les introducen en su mente meramente funcional a través de sus ojos fijos en la pantalla. Son auténticos chimpancés en una jaula cuyo domador los adiestra a través de una cámara de circuito cerrado.
Es fascinante en su obscenidad y repugnancia observar de qué manera el fascismo gobernante, les inculca sus órdenes y decretos de prisión y sumisión bovina sin ninguna resistencia por parte de los monos.
El televisor es el consolador del gobierno, un consolador remoto que se mete en los anos y vaginas de los chimpancés que jadean, sin saber por qué, escupiendo trocitos de comida. Luego confundidos, algunos padres harán madres a sus hijas.
Y así siempre.
Y así amén.
Una buena ración diaria de mentiras con sabor a mierda y de postre endogamia incestuosa exprés es la programación diaria, un menú para miles de millones de reses humanas.
Una vez les dijeron que la libertad era enfermedad (“la libertad es covid 19”). Una mentira que les secó el cerebro; ahora solo pueden obedecer como monos vestidos de hombres y mujeres en la pista del Gran Circo Fascista.

Mientras están jodiendo con sus putos toques de queda marciales, prisión e imposición del bozal, los próceres del nuevo y normal fascismo español, pretenden dar una buena ración de libertad a los maricas, tortilleras y feministas.
Supongo que se trata del consabido corporativismo de los médicos aplicado a la mariconería.
Y luego cacarean que la Nueva y Normal España Fascista, es una democracia de pleno derecho de mierda.
Pues eso, una mierda.

El hecho de que obliguen a llevar el bozal en el hocico a toda la población, se debe al miedo de las clases pudientes a contagiarse de los obreros y otros trabajadores asalariados. Es la misma historia de siempre.
Partiendo de esta premisa, el tal “profesor” Usama debe ser el más estúpido del mundo si se dedica a buscar misterio al 1+1=2. Porque es igual de claro que las razones por las que los pobres, obreros o trabajadores “padecen” más la epidemia del coronavirus o gripe del fascismo: cobran una mierda, si la cobran, viven en pisos de mierda que apenas pueden moverse para ir a cagar y viven en barrios infestados de policías, ratas y cucarachas.
Es algo del dominio público infantil. Del adulto no, porque la epidemia del fascismo ha dejado ver la escasa capacidad intelectual de la población española, que traga mierda con fe ciega.
Y lo mismo ocurre con el periodismo, para una población imbécil, una información imbécil. Y como hay tanta imbecilidad, han contratado a deficientes mentales para redactar noticias que se pagan por peso.
Si han de mantener sus decretos fascistas, han de mantener idiota a la población y en lugar de aspirinas, dosificarles mierda escrita.
Talmente como desde hace décadas vienen adoctrinando en los colegios la importancia de ser un mediocre más del rebaño con tan buenos resultados como se pueden apreciar en los adultos.
2P2+K2= KK es pura ciencia del fascismo, a ver si me pagan una pasta por ello.