Archivos para noviembre, 2016

perfil-facebook-nov-2016

Ni por asomo estoy relajado, al fin y al cabo soy puro animal con breves momentos de habilidad intelectual para organizar palabras de forma coherente.
A pesar de la afabilidad y la serenidad aparente, estoy imaginando tus ojos entrecerrados cuando acaricio tus muslos tan indecentemente cerca de tu coño.
Y no es malo, eso es lo que me relaja, lo que me da paz: tus muslos temblorosos y el control que ejerzo en ellos.
Mi privilegio.

 

15194559_10211519717449599_3544656750875192652_o

15289281_10211508595531558_4379925734094351777_o

Supe que era hora de morir.
Son cosas que sabes de una forma natural, como respirar.
Y mientras moría me quité el abrigo y lo dejé donde estaba sentado.
Di tres pasos atrás, encendiendo el último cigarrillo. Quería saber como sería el mundo sin mí.
Sentí tristeza por mi mochila tan sola, y dejé que alguna lágrima brotara.
En su interior quedaba mi pluma y mi cuaderno; ya no podría hacer mi pensamiento táctil y tridimensional.
Pero aquel trozo de mundo tenía hermosos sonidos y hermosos colores que se hacían grises al tiempo que mis ojos perdían brillo.
Sonreí y el corazón se partió con un chasquido.
Fue una muerte dulce y serena.

15168657_10211501041302707_8034081125566918188_o

Se dice con romanticismo y deseos de ser profundamente emotivo, que el amor lo puede todo.
Es un mito, una falacia sensiblera.
El amor no puede combatir contra algo tan banal y simple como el apego por la tierra natal.
Yo he renegado de ella, he encontrado lugares mejores.
A lo mejor, dada mi disidencia (es una posibilidad), yo sí puedo hacer del amor un arma que arrase con todo.
Está bien, no soy un mojigato; el odio también es muy gratificante.
Incluso tentador.
Voy a tener que deshojar una margarita para decidirme.
¡Qué chocho!

dictarevolucionarios

La cultura sin libertad crea doctos esclavos jugadores de ajedrez.
Cosas de la antigua URSS.
En Cuba tiraron más hacia la medicina. Fidel invirtió en salud, en la suya. Por ello, a pesar de fumar esos puros tan apetecibles, llegó a tan viejo.
Aunque su gusto por la ropa merecía un pelotón de fusilamiento.
La vida y lo que hizo Fidel no tiene nada de controvertido, es clarísimo lo que fue: un tirano que esclavizó a un país diciéndole que no necesitaba libertad. El pueblo se tenía que limitar a trabajar mucho, algunos eran elegidos y obligados a ser médicos. Y sobre todo, mucha cultura inocua e inservible de distracción; ya que no había dinero para emborrachar al pueblo con vodka como hicieron los jefes soviéticos.
A Stalin la historia lo ha colocado en el apartado de los genocidas.
Y Castro era a Stalin, lo que Mussolini a Hitler: el colega pobre y el colega rico.
Y en este punto, sobre pobreza y riqueza de tiranos, la cosa es tan clara, que dan ganas de tirarse un pedo con tranquilidad, fumándose un puro claro: el tirano rico es el que tiene más esclavos para explotar. Así que Castro era el colega pobre por una simple cuestión aritmética y demográfica.
El dictador idiota de Corea del Norte, Kim Jong-un; también lucha contra el imperialismo de Estados Unidos.
Vamos, que la excusa anti-imperialista y pro-obrera, está demasiado explotada.
Y el dictadorcillo coreano, también tendrá sus fans y acérrimos seguidores que lo consideran prácticamente un ángel de la guarda. Pero claro, no son los que han padecido abuso y crimen.
En España, todos aquellos que carecían de inquietudes culturales, sociales y políticas (analfabetismo, aunque supieran escribir su nombre), con Franco eran felices; a pesar de que conocieran algún familiar díscolo y con demasiada inteligencia (y por ello merecedor de lo que le pasara) que fuera encarcelado, torturado y fusilado.
Todos los tiranos dedican su puta vida a su amado país y a su pueblo; o sus camaradas obreros. Y se enriquecen en nombre de su patria, del anti-imperialismo, del fascismo o el comunismo.
Y Castrito se fumaba unos puros, cuyo precio equivalía al jornal mensual de sus amados camaradas obreros.
Era solo uno de tantos oradores con complejo mesiánico; pero que además, obligaba a escuchar al pueblo discursos maratonianos, algunos de hasta cuatro horas de rollo.
Y si no necesitas libertad ni una buena formación humanística, es razonable que tengas al bicho por el puto Mohamed Alí de la revolución inamovible.
La misma revolución que se desarrolla con la noria en la jaula del hámster.
Castro no era polémico ni complicado, era más sencillo y fácil de ver que un excremento en la nieve.
Dicen que hizo cosas buenas, yo también.
Lo complicado y controvertido está en los que hablan sin memoria histórica, sin lógica, llevados por una cándida ingenuidad infantil que nace de la ignorancia y la superstición.
Los hay políticamente correctos, los hay ilusos, los hay infelices y estoy yo para contaros la auténtica y sencilla verdad que sois incapaces de encontrar en la ilustrada claridad de los anales de la historia.
Siempre he envidiado esos puros que se fumaba…

 

anonimos-muertos-nov-2016-ruta-hierro-fuji

Todo muere y el árbol es ahora un cadáver en mitad del camino.
Nadie llora la muerte de un árbol, ni la de ningún ser vivo cuando ocurre en la naturaleza. Es cotidiano, lo que debe ser.
Su rito fúnebre será una autopsia devastadora con una sierra mecánica.
Unos metros bosque adentro y se hubiera podrido lentamente, sin que ningún humano supiera de su muerte.
La naturaleza es absolutamente impermeable a la resurrección. Sin drama ni pena.
Somos indiferentes, vivas o mueras.
Una de vida y otra de muerte. Es el equilibrio de la naturaleza y del pensamiento.
“Recuerda que has de morir”. Bien, no hay problema; pero ahora tengo hambre.
A lo lejos tañen campanas; no es por la muerte del árbol. Es la una del mediodía.
En libertad somos anónimos cadáveres en potencia.
Me gusta.
Maldito romanticismo letal…

inhumana-ternura-nov-2016-ruta-hierro-fuji
A veces tengo que tragar saliva y con ella una emoción profunda que me hace daño aquí, en el corazón.
Es una puñalada de la realidad más hermosa.
Cuesta no llorar cuando lo sabes todo, cuando es cobarde creer en divinas justicias y bondades inventadas por pura hipocresía.
Esa ternura, esa muestra de afecto no es humana.
Es excepcional.
No pueden tener un mal final, no es justo.
Es una mierda.
Puta pena…