Archivos para octubre, 2016

calabazas-oct-2016-fuji

Alguien debería hacer algo por la masacre de calabazas en esta fiesta cruenta de Halloween y sus muertos de mentira.
Muertos olvidados, que solo se recuerdan por orden folclórico-institucional como motivo de festividad en una hipocresía ya tan habitual, que pasa desapercibida para todo bicho viviente.
Pobrecillas, nacen entre todo ese caos, para luego ser destripadas y convertidas en máscaras ardientes.
¿Acaso os gustaría que os cortaran la cabeza, la vaciaran de ojos y cerebro y luego os metieran una vela dentro?
Stop al maltrato de las calabazas.
Son seres vivos que sienten, aunque retocen en el estiércol y otras impurezas.
Colabora donando 100 € con la ONG Calabazas Life para su protección y conservación.
O bien, apadrina una por 25 € al mes para que aprenda a leer, tener alimento y asistencia médica.
Mañana hablaremos de boniatos o camotes.
Y sobre todo, de las pobrecitas castañas.
Mierda… Estoy acabado…

violencia-y-destruccion
Se rompen los vidrios.

Se parten las maderas.

Se quiebra el acero.

La carne se saja.

La piel se abre.

Los huesos se tronchan con espeluznantes crujidos.

Se desgaja la tierra como una manzana cuando la piso.

Y las estrellas revientan.

¿Qué esperas de un mundo en el que reina la fascinante destrucción?

Donde todo se rompe.

Hasta el pensamiento se fragmenta. Tengo sueños destrozados y muertos.

Pobres míos…

Porque no es el movimiento, es mentira.

El movimiento no es la gracia del mundo.

Es la ruptura, la destrucción es lo que de una forma paradójica hace expandirse el universo. El de mi cerebro y el gélido y letal de ahí afuera.

Se rasga el himen como una tela y el prepucio que cubre el embotado glande parece agrietarse sanguíneamente por la presión de la sangre que palpita, que lo expande.

Es un mundo bellamente violento, rugiente y doliente con breves momentos para ternuras y cariños.

Donde trozos de amores muertos son metralla que se estrella contra el suelo sin importar ya.

Me gusta la parte violenta de la vida. Porque romper y destruir es más satisfactorio que crear.

Porque la violencia es un instinto primario sin matices, no necesitas ni te arrebata la voluntad como en el amor.

Porque quiero lo fácil, me cansan los retos.

No soy un atleta de mierda, no quiero batir récord alguno.

Solo destruir, la fácil y fluida destrucción…

 

ic666-firma
Iconoclasta
Foto de Iconoclasta.

14917289_10211210182471418_6436238711080691521_o
Es como un drama planetario que siempre me turba: la noche devora las montañas y siento la angustia de no saber si mañana estarán. Debería estar con ellas y cuidarlas, consolarlas cuando la noche las disuelve.
Que no les duela, es mi réquiem por ellas.

bohemios
Se le achacan méritos y romanticismos exagerados y facilones a los que escriben, pintan o dicen algo ingenioso desde una bohemia comodidad. Desde un bienestar u holganza donde el sudor de la esclavitud laboral y su precariedad, no marca sus inspirados días.

Es fácil y poco meritorio ser intelectual y transgresor cuando eres un afortunado.

Soy adicto al combate, al dolor, la ira y el cansancio. Que se emborronen las palabras con el sudor y escupiendo rabia. O con los dedos mojados de un semen eyaculado con tristeza…

Y así sacar el in-genio de las venas de mis brazos.

De un pene inconsolable…

Bohemios y pensadores de vida fácil y resuelta…

Os enseñaré la verbigracia, el romanticismo y la irreverencia que contienen una gota de sudor y otra sangre. Y a falta de absenta, brindaré por toda la mierda de este mundo con un trago de agua turbia y recalentada.

Ebrio de agotamiento y rabia.

Narcotizado de frustraciones.

Bohemios y sabios de club…

No sabéis nada, ingenuos.

 

ic666-firma
Iconoclasta
Foto de Iconoclasta.

14882301_10211193179446353_680564140251505154_o

Un día dejaré de escribir y no pasará nada. Seguiréis viviendo.

No me intranquiliza, es esta manía mía de llenar el blanco con tinta.

 

 

14753309_10211187707069547_2447863780134168152_o

la-manzana

Muerde la manzana, ansiada mía.
No te prometo sabiduría.
No habrá un conocimiento profundo.
Ni serás más hermosa.
No dormirás.
Muerde la manzana y que tus muslos tiemblen convulsos ante mi mano que los acaricia. Muérdela y perderás todo pudor a mi posesión ávida y feroz.
Muérdela para que tu alma sea mía y mi pene se haga enorme dentro de ti. Que te veas arrastrada a un placer demencial y grites narcotizada clavando de desesperación los dedos en tus pechos.
Soy un satanás que ama hasta lo más profundo de tu coño, que deja gotear su baba en él.
Soy una leche ardiendo que rezuma por nuestra cópula goteando la tierra lentamente desde tus nalgas.
No basta que me ames, quiero narcotizarte como nadie pudo imaginar.
Que sea yo lo único que exista en el universo y me tengas aprisionado en tu vagina hambrienta. Quiero estar clavado en ti, y que tu boca mame mis dedos mientras tu pelvis golpea con fuerza la mía.
Muerde la manzana, como si fuera mi rabo de glande empapado, viscoso… Y hazme daño, dame dolor para que me hunda contigo en lo más profundo de un deseo desintegrador.
Muérdela con tus dientes, besa la manzana en mi mano con los labios de tu coño inmenso.
Viaja conmigo al placer desatado, a la negación de todo lo que existe a nuestro alrededor.
Separa las piernas al morderla y ofrécete descarada como la puta más deseada.
Seré tu gusano, tu esclavo, tu polla cauterizante que tus labios sexuales lamerán hambrientos.
Muérdela y arráncame el puto corazón si así lo deseas.
Muérdela y el esclavo seré yo.
Soy un satanás goteando en tu boca, infame, impío.
Amándote hasta la desesperación.

ic666-firma
Iconoclasta
Foto de Iconoclasta.