Posts etiquetados ‘romanticismo’

Y si no te quiero ¿qué pasa?
Solo ha sido un experimento doloroso de imaginación.
Había una paloma muerta, tan bonita que parecía dormir simplemente, como si la muerte no pudiera corromperla. Me ha dado una pena repentina ver como dormía ajena a su propia muerte.
Ocurre que a veces el día se oscurece y espesa en mi cerebro y busco hacerme daño para disipar demasiada adrenalina concentrada.
Estar en un tiempo y lugar equivocados, tiene consecuencias psicológicas malas para mí y para la humanidad si no me controlara.
Es una paranoia irracional. Es mejor así, cielo; que no sepas de mis autodestrucciones y mis viajes a un lugar enfermo en lo profundo de mi cerebro. Entra con tanta facilidad y dulzura un alfiler en el oído, que es sorprendente su dolor demoledor e inconsolable.
Lo dulce mata con mucho dolor. No te culpo, hermosa mía, es una conclusión.
Digo que el dolor entra sin darme cuenta hasta que estalla y lloro rojo.
Si no te quiero es un experimento doloroso para medir el nivel de dolor y angustia que sería mi vida sin ti. Cuanto más duela, mayor será la intensidad de mi vida. Ya te he dicho de mi irracionalidad desatada.
¿No quererte? Es algo imposible, no puede ocurrir. Mi estructura molecular está cohesionada por las frecuencias de tu amor.
Si no te quisiera sería desintegración.
No es un escribir banal, amor.
Es que a veces mi soledad y libertad es tan hermosa y salvaje, que necesito compartirla contigo buscando mil excusas para escribirte, para emocionarte si tuviera semejante habilidad.
Soy tosco, mi amor.
Y si te quiero… Que la muerte tenga piedad de mí, que me anestesie antes de llegar para no ser consciente con el último suspiro de que ya no estarás conmigo.
Me horroriza saber que cuando acabe la función no tendré tiempo de tomar un café contigo y criticar la gran obra que acabó.
Perdona amor, es inevitable pensar en lo peor cuando en mi aislamiento nada me distrae de lo que quiero y amo.
Además, tengo décadas de vida que demuestran que todo sale mal con tanta facilidad…
Maldita la cobardía que surge de amarte…
Si no te quiero… Eso no puede ocurrir en este mundo a menos que muera, porque mi imaginación es muy enorme; pero limita con la muerte en todas direcciones.
Perdona mis sórdidos momentos de soledad, cielo.
Te quiero, te quiero, te quiero…

Iconoclasta

Foto de Iconoclasta.

Anuncios

El Torra dice: “No soy un presidente para gestionar la autonomía” -la de Cataluña-. (La Vanguardia).
Por supuesto que no. Tras quemarse las uñas de los pies con una zarza ardiendo, tuvo una revelación: Él es el enviado para conducir al pueblo sefardí catalán hacia la tierra prometida cruzando el Llobregat por un surco abierto por Yahvé, que graciosa y generosamente formará dividiendo las aguas. Más tarde, le será entregada una memoria usb lacrada con un lazo amarillo que contendrá las mil prohibiciones y los diez impuestos más importantes con los que grabar a los obreros catalanes y cambiarles el vellocino de oro por unas botellas de ratafía (rancia para los apellidos de fonética poco catalana).

No lo dicen para que la chusma no se cague de miedo y empiece a manisfestarse día sí y día también con paraguas o cosas colgando del pecho; pero el problema más serio para el planeta no son los combustibles e industrias contaminantes.
Lo realmente preocupante son los 6000 millones de primates humanos cagando.
Con una buena y cruentísima guerra de cinco o seis años a nivel mundial, e incluso simplemente europeo, se aliviaría notablemente la producción excrementicia y asunto resuelto hasta otra próxima depuración de la población de teléfonos móviles.
El problema no es el efecto invernadero, es el Efecto Cagadero.
De ahí que Cataluña sea pionera en la miniaturización de raciones de alimentos y en la ilegal carga de impuestos a los refrescos y no a las bebidas alcohólicas (la glucosa proporciona más energía cerebral a la chusma, cosa que a los políticos preocupa; el vino bien si es en grandes cantidades). Razón (la de las raciones sobre todo) por la cual algunos catalanes listos y pudientes han empezado a emigrar a Bélgica.
Se impone una nueva guerra mundial, o simplemente una gran crisis que mate de hambre al necesario número de monos.
Y así, con menos mierda volverán a tener mucho frío los osos polares.

Es el único personaje decente e inteligente de toda la mitología de la biblia y su nuevo testamento. Un soplo de luz, aire fresco, sensatez e inteligencia en un texto oscuro, confuso y absolutamente artificioso, redactado para el gobierno de las reses.
Su carisma es muy superior al protagonista (el mediocre Jesucristo).
Y en la película Jesucristo Superstar (1973), Poncio es pura genialidad.
Poncio Pilatos es fascinante. Solo tuvo que mirar a los ojos de Jesucristo para ver la locura y entender.
Aunque todos los mitos inteligentes y sarcásticos lo son, en cuanto pretenden hacerlos reales o les dan un toque humano, se convierten en pura mediocridad. Sin embargo, Poncio Pilatos ha resistido muy bien el paso del tiempo, nadie lo ha contaminado porque no hay suficientes cerebros operativos para entender su gran sarcasmo y su inteligencia acerada y libre de moralidades baratas (crítico con Roma, crítico con los judíos). Un pensamiento libre adelantado miles de años, incluso a nuestra época.
Ojalá hubiera existido semejante genio.
¡Bravo por él y el escritor que lo inventó!

Quien luce una bandera de su país o lo que quiera que sea donde vive: ¿Quiere dar a entender que gracias a su país tiene casa? ¿Su casa pertenece a su país? ¿Ha trabajado para conseguirla o es un obsequio de nacimiento por haber nacido en su tierra? ¿A qué ama más, a su casa o su país? ¿Su país le paga por la publicidad o le da un trato de favor fiscal? ¿El que luce la bandera es dueño de parte del país?
¿O tal vez se debe simplemente a un carácter servil? Lo digo porque por ejemplo y por la publicidad de multitud de películas y noticias, muchas casas que lucen la bandera USA, están situadas en guetos, en caravanas fijas usadas como viviendas o en los patios de la casas de familias de marcado carácter y morfología endogámica.
Se diría aún a riesgo de ser cruel (dios me libre ¡Ja!) que cuanto más pobres más tontos. ¿O ser pobre es consecuencia de ser tonto?
¿O simplemente se debe a que un hijo de puta con demasiado dinero te pisó el cuello al nacer y agradecido pusiste su bandera en tu casa?
Yo digo que si marcas tu territorio con una bandera, eres vasallo.
Así se explica que hitlers, estalins, mussolinis, milosevics y trumps hayan llegado al poder con el beneplácito de sus cariñosos patriotas.
A mí es que eso del patriotismo me provoca sarpullidos. Vivo en el país que me parieron, no tuve elección. No soy mi país, soy YO.
Y los dioses son escupideras.

Que cabrón el bañista, no tiene corazón. En cambio el reportero y su periódico deberían ser elevados a la categoría de santos (no importa si las madres son putas) por su gran sensibilidad económica para montar la mejor portada “performance” y que más insectos atraiga.
Versión 1:
Parece que no puedes comer tranquilo en la playa sin que se acerque traidoramente un barco de refugiatas y te traten de insensible por comer y disfrutar de tus vacaciones.
Versión 2:
Bueno, también podría darse el caso de que el reportero te invite a un plato de mejillones para que los disfrutes en el lugar adecuado para hacer la foto.
Y con el asunto de los repartos, lo mejor, al igual que con las colecciones de cromos de futbolistas y Angry Birds, es que cada puerto y país haga una lista y se encuentren los representantes con sus respectivos álbumes bajo el brazo en algún lugar (como el mercado de San Antonio de Barcelona en los domingos) para intercambiar los refugiados repetidos.