El verano 2022 en España ha consistido en unos meses de propagación del miedo y la mentira para mentalizar a la población la mucha mierda que ha de comer aún. Por ello, titulares tontos como éste, para demostrar que España es diferente, a pesar de que hay una violencia mucho peor aún y más sádica, inducida por el fascismo penitenciario homosexual sanitario español y la connivencia de la prensa prostituta a la dictadura española.
Ha sido tanta la humillación, el acoso y el adoctrinamiento psicológico invasivo que han llevado a cabo los gobiernos neonazis de las pseudo democracias occidentales contra la población por el cuento del coronavirus (sobre todo en la acabada, decadente y nazi Europa), que la respuesta ha sido lógica: si nos roban la libertad por no haber cometido delito alguno y nos arruinan y humillan, mejor cometer los “delitos”.

Desde el gélido norte llega un cielo como el cobalto, pesado, denso, hermoso.
Monumental y devastador.
Deseo ser un efímero rayo parido por las bajas nubes y conocer que esconden dentro, durante mi infinitesimal y cuántica existencia, esos peligrosos bloques de vapor de plomo que si los ha creado un dios, felicidades al artista aunque no exista.
Tal vez no son nubes, es un planeta arrasando a La Tierra. Evoco aquella película, Melancolía. Y me fascina esta muerte a todo color…
Lenta e inexorable llega desde el filo del mundo.
Con un susurro triste le digo a nadie: “Aplastará a la montaña, nos aplastará a todos. Todo…”.
Y mientras la oscuridad avanza engullendo la luz, el heroico sol intenta lucir desde el oeste a través de un pequeño claro de vida, lanzando sus últimos rayos del día sobre el valle; pero es como la hipócrita y burlona esperanza que le da el sacerdote al pobre que muere de hambre.
No puede ganar.
Si se acercara el sol, si pudiera acercarse a su majestad la tormenta, las preciosas y radiactivas nubes lo devorarían sin piedad, sin maldad; como el león a la gacela.
Si es el fin de todo, me quedo. No quiero perderme el mayor espectáculo del mundo.
¿Sabes, cielo, que las pequeñas aves revolotean entre los últimos rayos del Sol y por algún mágico acto de última belleza parecen de oro? Se ofrecen con sus mejores plumajes en sacrificio a su inmisericorde diosa Oscuridad. Quisiera estar cerca de ti…
No es un lamento, es un grito de rabia a la vida que por fin se aplasta, con todas sus tristezas y fracasos.
¿Cómo me voy a ir y dejar abandonada esta belleza de muerte y vida, de luz y oscuridad?
Tengo el corazón de plomo, de alguna manera se lo robé al soldadito que no pudo besar a la bailarina. Los dos fallamos en lo importante de nuestra existencia. Fuimos plomo y a plomo morimos.
De repente me siento tan solo…
Siempre he pertenecido la oscuridad, la certeza llega con el primer trueno que quebranta mi pensamiento y la primera sangre que brota de mi oído.
Nunca podría haber sido un ave dorada.

Iconoclasta

Foto de Iconoclasta.

La ministra sanitaria nazi española, pregona no saber una mierda y a sus educadores se remite para que ellos decidan si el bozal (mascarilla en argot nazi), debe seguir humillando y enfermando a la clase baja trabajadora o paria en los transportes públicos que a diario, la traslada a sus centros de explotación y adoctrinamiento.
Además del orgullo homosexual, el gobierno penitenciario fascista español homosexual sanitario, debería decretar una nueva festividad: la del orgullo analfabeto.
Porque alardean de ello con una impunidad terrorífica.
Porque son incapaces de dar una sola respuesta a ninguna cuestión. Los subnormales jamás habían ocupado un cargo de poder durante tanto tiempo y con tanta impunidad.

Pareciera que el Caudillo Penitenciario Fascista Español Homosexual Sanitario está haciendo méritos para conseguirse un trabajillo bien apañado cuando acabe con su proceso de ruina, hambre y despotismo en España.
Hace un par de días le regaló a Bill Gates ciento treinta millones de euros, que es ni más ni menos, una forma de chuparle la polla al jefe que le dará con toda probabilidad, ese puesto apañado.
Al fin y al cabo, el Gates es el gran mecenas de los líderes europeos y de las “democracias” occidentales, que han impuesto en sus países el estado penitenciario fascista homosexual sanitario con el coronavirus, también subvencionado por el usurero y decadente millonario.
Por lo visto el Caudillo Español Homosexual Sanitario roba los ricos españoles para dar el dinero a otros más ricos del planeta.
Hasta los más gorrinos nazis dictadores, tienen un amo.

Pues esos cinco millones de españoles, deberán recurrir a la violencia para calentarse y comer. Es decir, la violencia hoy por hoy es la única forma que tendrán muchos españoles para acceder al sustento y al calor, y combatir así el hambre y el frío.
No se pensará el estado penitenciario fascista español homosexual sanitario, que al igual que los mártires cristianos, la peña se dejará morir de hambre y de frío ¿verdad?
Robar y su violencia será la opción única para sobrevivir a los días difíciles del nazismo español.

Allá donde mete el hocico la nazi homosexual sanitaria Von Der Leyen, al igual que su colega el Caudillo Penitenciario Fascista Español Homosexual Sanitario (o Sánchez para sus amigos fascistas nazis), pudre el humor y la libertad.
Porque este nazismo homosexual sanitario implantado por la Unión Europea en la propia Europa (salvo España que es una Cuba de China) con el coronavirus, no soporta partidos democráticos, no soporta que haya diversidad de ideologías y no soporta la libertad de ningún europeo.
Cada vez que abre la boca el caudillo o la nazi presidenta europea, se les caen trozos de mierda por entre los labios que lo salpica todo. No debería entrometerse ningún cerdo nazi en la vida, ni en el gobierno de ningún país, por pura ética y prudencia. Porque al final, la violencia es la única forma de conquistar lo perdido o responder a una ofensa.
Alguien se preguntará, con su acostumbrado analfabetismo, como ha sido posible que Europa se haya convertido en un continente en guerra. Y como han llegado los europeos al hambre y la penuria.
Y no habrá tenido la inteligencia suficiente, a pesar de todo este historial de nazismo homosexual sanitario, para concluir que ha sido la propia Unión Europea Nazi y dictaduras afectas a ella, como la española, que han forzado una guerra por la libertad que han robado a otros países y ciudadanos con su intrusismo nazi maricón.

Al “concebido no nacido” hay que protegerlo para que sea un ciudadano al cual colocar un bozal, segregar, encarcelar, extorsionar y arruinar. Se trata de eso ¿no?
El ex cacique no es mujer, ni sabe de lo más elemental que es una mujer, no sabe de su biología ni de sus aptitudes características, es un simple ganadero.
Biológica e intelectualmente, la madurez mental y física de una mujer de dieciséis años corresponde a la de un macho de veinticinco. Aunque no sea representativo de la actual sociedad aniñada y decadente, sigue prevaleciendo quieran o no, la genética y la biología.
El hecho de que a una mujer joven se la califique de niña, corresponde a un acto de degeneración y humillación del poder contra la población.
Es necesario para el estado hacer idiota a la gente para guiarla y educarla a su conveniencia. Idéntico a lo que ocurre con los curas y todo pelaje de religiosos: se ha de estigmatizar cualquier aspecto de la vida para que todo sea pecado y ellos, los religiosos, erigirse en guías y autoridad. La política es tan solo una evolución de la religión. Los políticos aportan además, la prostitución de la razón.
Lo del aborto ya es viejo como la vida misma, nadie desconoce las brutalidades cometidas por las mujeres, sobre todo las más pobres, en toda época de la humanidad para interrumpir el embarazo.
Y ahora quiere decir este cacique autoritario surgido como un protector de la humanidad con el coronavirus, un prócer de la bondad y la pureza; que las mujeres de dieciséis años no tienen cerebro ni razón para tomar decisiones en su vida.
Todo el mundo se equivoca en algún momento, quien impide la reparación del error convirtiéndose en juez de la vida es simplemente un hijo de puta.
Si una mujer de dieciséis quiere abortar, que lo haga. Porque lo hará por las malas y si no, parirá un hijo que no será bien amado. Y tendrá una vida perra como ocurre con todos los nacidos no deseados.
La mayoría de edad es solo una convención, como lo es la existencia de Jesucristo y el color rojo de los semáforos. Es un invento religioso para rebajar la autoestima de las personas que el estado pastorea.
Las mujeres jóvenes o mayores, deben hacer lo que crean conveniente, y si no ayuda el estado, que lo hagan ellas. Con su valor, con su pena, con su dolor, con su miedo, con sus dudas; pero que hagan lo que deban. Y lo que deben hacer es lo que en el momento de sus vidas es preciso. Incluso equivocarse, porque es el derecho básico de la vida, el de la experiencia, hijos de puta.
Convertir a una mujer en una idiota incapaz de decidir lo que le afecta directamente, es la monstruosidad primera de cualquier dictadura, fascismo o degeneración de la razón.
Por otra parte, que nadie se olvide que la infancia en los inicios de la era industrial, moría en las fábricas y minas trabajando a partir de los seis años.
Así que hay que proteger; pero en modo alguno negar la supervivencia de las personas y su gran capacidad de superar situaciones límite sin la ayuda de un apestoso político de cualquier ideología mierdosa, que lo son todas.

Tenía dieciséis años y no recuerdo sentirme especialmente imbécil, sino todo un hombre.

Con la naturalidad y facilidad con la que el gobierno chino asesina a su gente, el exministro de “justicia” (me meo… 😀😀😂) debería ser ejecutado cientos de veces.
Porque si algo está claro, es que esos sobornos han llevado al asesinato de unos pocos inocentes, tareas por las que ha percibido sus sobornos. Y los que habrá asesinado el cabrón exministro para mantener oculta su corrupción durante años, no serán pocos tampoco.
La mierda está en que la pena de muerte ha quedado suspendida dos años, hasta que se olviden del hijoputa del Fu y éste les haya dado el dinero que también se merecen los corruptos funcionarios activos que lo han protegido del tiro en la nuca.
Las serpientes no se envenenan entre sí.
Y todas son corruptas. Todas se salvan y se ayudan.
Las dictaduras como las Chinas, han calcado las maneras del narcotráfico, ni más ni menos; aunque con menos honradez.

No se conforman con volar, tienen que trepar arriba y abajo por los árboles.
Volar es demasiado fácil, demasiado vulgar.
Son buenos escaladores…
Y yo solo hago lo fácil.
Mierda…
Verticalmente, cabeza abajo avanzan tan veloces como hacia arriba.
En la ribera del río, donde escribo a menudo, se me queda suspendida la pluma a unos milímetros del papel observándolos. Y me doy cuenta de que no es necesario escribir, solo ser. Al final, carezco de importancia.
Soy menos que ellos.
Escribir es una patética vanidad, un intento por trascender a nada.
Cuando el silencio es largo y sin roturas, se acercan y me miran desde el árbol girando la cabeza con curiosidad, me arrancan una sonrisa secreta. Y al cabo de un instante, se acercan a mis pies sin timidez.
Pero cuando se acercan las estridentes voces humanas o sus horribles músicas ajenas a ellos; se van.
Y me dejan solo con los que no quiero.
Quisiera trepar y volar tan veloz como ellos, para alejarme con rapidez de los otros, los invasores. Y no puedo, soy de una torpeza que me da vergüenza escribir.
Nací estropeado, o algo pasó que no fue bien en mi concepción.
Si fuera un trepador, no me acercaría a alguien como yo, tan anodino… Pero son buenos tipos. Demasiado buenos.

Iconoclasta

Foto de Iconoclasta.

Ya lo ha dicho muchas veces el Caudillo Penitenciario Fascista Español Homosexual Sanitario. Sus días difíciles decretados, se han hecho casi realidad.
Como siempre, el gobierno penitenciario fascista español homosexual sanitario, se limita a anunciar el apocalipsis y decretar ruina y penalidades, y pasar el cepillo para recoger su dinero, como en las parroquias. Las oraciones no arreglan nada; pero dan espiritualidad a los muertos de hambre. Y al igual que los curas, no hace absolutamente nada, más que ver como se hunde el Titanic con orgullo.
Esto ya va a ser mucho peor, una España por muy fascista, cabestra, obediente e ignorante que sea, no se sostendrá a flote sin cerveza.