Imagen  —  Publicado: 28 enero, 2023 en Conclusiones, fotografía, Humor, Lecturas, Maldito romanticismo, Manuscritos, Reflexiones
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Una captura de pantalla de un celular con texto e imágenes

Descripción generada automáticamente con confianza media

Foto de la prensa colaboracionista.
Ejemplo de adoctrinamiento a la clase trabajadora alentándola al uso del bozal y criticando la libertad de elección de no usarlo.

Antes de que empiece el Gobierno Nazi Penitenciario Español Homosexual Sanitario a emponzoñar la historia con su Ministerio de la Memoria, hay que dejar escrito que el coronavirus fue el instrumento para instaurar en España una férrea y corrupta dictadura nazi penitenciaria, de favoritismos homosexuales y sanidad venenosa, operada por secuaces gratificados por la China Nazi Comunista.

En ningún país del mundo salvo, naturalmente en China, se ha llegado a la paranoia de prohibir la respiración en espacios abiertos. El nazismo español ha sido una exacta réplica del chino. Incluso, durante los primeros meses del encarcelamiento de la población por coronavirus en el 2020, el gobierno nazi español planteó la posibilidad de crear campos de concentración para infectados de coronavirus, que en televisión, con infantilismo venenoso llamaron “Arcas de Noé”. Eso sin mentar el despliegue del ejército y policía agresiva y especialmente armados y apostados en calles y carreteras para imponer la dictadura y asegurar el encarcelamiento de la población (muchos países europeos alucinaban con el nuevo nazismo español). Un auténtico terrorismo de estado en toda regla con un ejército y policía severamente adoctrinados en su misión “salvadora”.

Los medios de comunicación, información e internet fueron inmediatamente intervenidos por el estado con la misma censura y protocolo de adoctrinamiento ideológico de la población de la China Nazi Comunista.

Tras dos largos meses de encarcelamientos dictados por el Caudillo Penitenciario Fascista Español Homosexual Sanitario Sánchez y su Vice Caudillo Iglesias (de igual ideología nazi), contra la población trabajadora española (el encarcelamiento no era lo mismo para las clases políticas y ricas que para el trabajador, que para él era desmedidamente represivo y asfixiante). El 20/4/2020 el Caudillo emite otro bando nazi por el que prohíbe respirar decentemente ¡A CIELO ABIERTO! (inaudito en todo el mundo salvo en China).

El día que se impuso la prohibición a la respiración por la obligatoriedad del bozal a cielo abierto, fue de película. Las calles de España se convirtieron en patios de prisiones. Miles de parejas de policías se apostaron en las plazas y calles importantes con evidente agresividad marcial, para acosar e intimidar a todo aquel que no llevara el hocico cubierto con el bozal, el símbolo nazi de la nueva dictadura española instaurada con el coronavirus por el Caudillo mismo, el 14-3-2020.

El 26 de julio del 2021, tras más de catorce meses se libera a la clase trabajadora de respirar con bozal a cielo abierto; solo a cielo abierto. Tras más de una año respirando pobremente, la clase trabajadora española empezó a enfermar. Los que usaron el bozal obedientemente no eran capaces de afrontar un simple resfriado o gripe, las alergias subieron y en septiembre empezó otra tanda de encarcelamientos (esta vez nocturnos) y prohibición de desplazamientos en fines de semana y festivos contra la clase trabajadora, sobre todo por parte de los Caciques Nazis Autonómicos, los más radicales fascistas. Fue la primera oleada, otra nueva epidemia causada por el uso del bozal.

Con estas campañas de bozal intensivo y extorsión, acoso y robo a la población obligándola a comprar el bozal como uso diario; los beneficios de ventas y porcentajes cobrados a los distribuidores y suministradores, llegaron a los bolsillos del Caudillo, ministros y otros jerarcas nazis del gobierno penitenciario homosexual sanitario.

Además del beneficio económico que les reportó la venta de bozales, el fin de tal medida era la humillación de la clase trabajadora e inmersión ideológica en la nueva dictadura (adoctrinamiento fascista). Ya que el bozal fue el medio de acobardar, acosar, debilitar y enfermar a la clase trabajadora para obtener un buen nivel de sumisión y obediencia que diera larga vida a la dictadura china (España es a China lo que Cuba era a la URSS, una colonia china nazi de maneras comunistas en Europa).

En tanto la población se adoctrinaba y acobardaba, el Caudillo vendió “patentes de corso” a los Caciques Autonómicos dándoles carta libre para acosar, extorsionar y encarcelar a la población trabajadora como y cuanto quisieran.

Las radicales taifas autonómicas nazis como Cataluña, Baleares, Valencia, País Vasco y Galicia, entre las más destacadas por su fascismo exacerbado; mantuvieron encarcelamientos nocturnos y la prohibición de trasladarse entre pueblos y ciudades hasta bien entrado el año 2022.

España era una orgía nazi en la que los Caciques Autonómicos Nazis competían entre sí por ser los más duros acosadores de la libertad y necesidades biológicas de la población. Con ellos entró la segregación racial del brazalete nazi o pasaporte covid para negar servicios y recursos a los no vacunados. Con lo cual, los vacunados todos juntos y en exclusividad, también montaron una gran bacanal de contagios de coronavirus entre ellos.

A finales de abril del 2022, después de dos años de la prohibición de respirar, se perdonó del uso obligatorio del bozal en interiores con excepciones.

El bozal había sido un éxito arrollador, millones y millones de españoles obedientes y fervientes feligreses del nazismo español se lo calzaron en el hocico sin dejar de llevarlo en los dos largos años de su imposición.

El Caudillo, en el citado abril 2022, dicta otro bando por el cual deja de ser obligatorio respirar podridamente (con bozal) en interiores (excepto geriátricos, centros sanitarios, farmacias, ortopedias y ópticas). Aunque la masa trabajadora debe seguir humillándose en el transporte público hacia sus puestos de explotación (el bozal es un símbolo ideológicamente importantísimo del nazismo a la china en España). El Caudillo Nazi Penitenciario Homosexual Sanitario, usa a sus perros sindicalistas y empresarios colaboracionistas para que muchos trabajadores deban pudrir su salud y dignidad usando el bozal durante toda su jornada laboral.

Y aquí comenzó otra gran epidemia, la segunda causada por el empobrecimiento orgánico de la masa trabajadora, que había perdido sus defensas con el uso paranoico del bozal.

Lo que cualquier individuo con conocimientos básicos de su naturaleza humana ya sabía, ocurrió: la gente que sumisa y devota del nazismo usó durante dos largos años el bozal comenzó a enfermar por cientos de miles.

Perdieron la inmunidad natural que el aire proporciona y debilitaron hasta ser vergonzoso, el sistema inmunitario y los pulmones. Por supuesto, los ataques de alergia se dispararon. La infancia padeció muchos casos de afecciones de bronquios y asma.

Fue tanta la cantidad de gente enfermándose por el uso del bozal que el gobierno nazi penitenciario español homosexual sanitario, y las taifas nazis autonómicas, contemplaban de nuevo encarcelamientos y extorsión contra la clase trabajadora frotándose con avidez las manos. De hecho, Cataluña, hasta mediados de enero del 2022, mantuvo encarcelamientos nocturnos y prohibiciones a la movilidad de día.

Pero en general, lo que salvó a la clase trabajadora de ser condenada de nuevo a la encarcelación, humillación y la enfermedad, fue la ruina económica en la que estaba sumida España. Ya no podía detener la actividad empresarial y laboral. Estaba cerca un crack económico como el que sufrió Grecia en el 2015.

Una anécdota clarificadora del nivel de paranoia nazi que el gobierno español y sus taifas autonómicas alcanzaron:

La presidenta de Alemania, la Merkel, en una visita a España en octubre del 2021 le preguntó muy sorprendida al Caudillo Nazi Sánchez, porque tanta gente usaba el bozal a cielo abierto si, además, ya no era obligatorio: «En Dinamarca no llevaba nadie mascarilla y aquí, todo el mundo», remarcó. El Caudillo le respondió con orgullo fascista, que se trataba de civismo y responsabilidad. Hay que decir además, que España ya tenía una de las tasas de vacunación más alta del mundo. El miedo en España es terrible e incluso embarazoso de explicar para los políticos nazis.

Y la cobardía no es algo de lo que sentirse orgulloso, por mucho que predique el Gobierno Penitenciario Nazi Español Homosexual Sanitario.

El resto de Europa, por decir lo mínimo, hace muchísimos meses que no exige bozal en transporte público ni en interior alguno. España y sus taifas autonómicas es la eterna dictadura, la que siempre llevará medio siglo de atraso con respecto al mundo.

Los alemanes también son responsables y cívicos sin bozal, la Merkel no es tonta. Sabía muy bien en aquel momento, que el bozal en los españoles era puro miedo y adoctrinamiento ideológico nazi chino. También sabía la presidenta que los alemanes jamás hubieran llegado a ese servilismo, obediencia y fe en el estado; como los que la población española profesaba a su Caudillo y secuaces.

El pueblo español, a fecha de hoy, cuando se dice que a principios de febrero 2023 el Caudillo va a liberar del bozal a la clase trabajadora en el transporte público; es una manada perfectamente adaptada a las férreas dictaduras como la actual china o la anterior de Franco.

Durante estos tres años, ha sido tan bien amaestrada la clase trabajadora en callar y obedecer gracias al bozal, que el Gobierno Nazi Español Penitenciario Homosexual Sanitario amaña todo tipo de leyes para obtener impunidad de su corrupción y delitos. Y dicta lo que se debe o no comer en los hogares y lo que deben aprender los hijos; sin ningún obstáculo o crítica de la población. Apenas algún insulto de algunos pocos que por lo visto, al no haberse resecado su cerebro por el uso del bozal y la vacuna, se mantuvieron íntegros de entendimiento, ética y dignidad. Vamos, que jamás han aplaudido a los jerarcas nazis y sus carceleros.

Aún quedarán zonas negras para el próximo febrero donde se deberá demostrar obediencia y sumisión al gobierno español nazi penitenciario homosexual sanitario: centros sanitarios, farmacias, ortopedias y ópticas (no hay una razón, es solo imposición). El símbolo nazi no se erradicará fácilmente, es la prueba del éxito de una nueva dictadura que posiblemente dure otro medio siglo (España tiene el récord mundial en longevidad de dictaduras).

Si tienes que renovar las gafas, mejor compra esas lentes de lectura que venden en los centros comerciales, porque de lo contrario, vas a pasar un largo y mal rato con un bozal. Y probarse unas gafas con eso en el hocico yo no lo haría. No me gustaría, sinceramente. Cuestan demasiado dinero para encima denigrarme.

En el Tercer año de la Nueva España Nazi Penitenciaria Homosexual Sanitaria, 27 de enero del 2023.

—–

Glosario del ensayo:

– Bozal: denominado mascarilla o tapabocas en la jerga institucional nazi española.

– Gobierno Nazi Español: forma de gobierno basado en el totalitarismo mediante el terror al coronavirus, un  fascismo de índole hitleriana (segregación racial severa de los disidentes, como los no vacunados), calcado de China. La instantánea intervención de medios de comunicación y prensa por los jerarcas nazi españoles marcó el triunfo más importante de este tipo de dictadura.

– Sanitario: por medio de la sanidad y los datos elaborados por sus funcionarios, se instauró el terror en la mente de los españoles, gracias también al bombardeo alarmista transmitido por los medios de comunicación y prensa. El lema de la sanidad nazi era: libertad es enfermedad.

– Penitenciario: método de gobierno represivo basado en la total privación de libertad de las manadas de humanos y estabulación en sus domicilios. Como se lleva a cabo en las prisiones del estado con delincuentes y criminales. Fue el método definitivo y sorpresivo del estado español del coronavirus, acompañado todas las tardes por una liturgia de loas y aplausos al funcionariado represor y sanitario del nazismo español. Los políticos y funcionarios de la administración pública, se convirtieron en simples alcaides de prisión.

– Homosexual: las leyes sociales que más rápidamente se han desarrollado y las que más beneficios y alegrías dan en España son las relacionadas con el mundo de la homosexualidad. Los días del orgullo gay son especialmente importantes en las instituciones del estado. Sus edificios y funcionarios exhiben la vistosa ornamentación y decoración homosexual. La bandera arcoíris, es ya el símbolo del Gobierno de la España Nazi Penitenciaria Homosexual Sanitaria.

– Encarcelamiento: es lo que el gobierno llamaba: confinamiento. El “quédate en casa” fue uno de los salmos más exitosos de la historia de España. Las fachadas de los estabularios humanos o edificios se llenaron de multitud de cartelitos infantiloides que anunciaban con una esperanza religiosa: “Quédate en casa”, “Yo me quedo en casa”, “Todo irá bien” (en todos los idiomas de la península ibérica). Paralelamente al encarcelamiento se creó una policía voluntaria, los delatores o chivatos que, vigilando desde ventanas y balcones, al igual que en tiempos franquistas, denunciaban a la policía si alguien caminaba por la calle o bien se oía ruido festivo en alguna vivienda del edificio.

Iconoclasta

Los que soñaban con seguir robando la libertad de respirar y no enfermarse, ladran feroces su decepción.
Si algo tiene el nazismo sin duda alguna, no es la elegancia.
Y mucho menos la ética y la honradez.
Se los come su propia mierda fascista.

Una mierda de fanático religioso asesina a machetazos a una persona y hiere a otra.
Y la gran cuestión, la polémica de los políticos: ¿Es terrorista o asesino?
Hay que educar a la chusma votante en que debe dejarse dar otra bofetada, porque lo contrario es malo para el actual nazismo homosexual sanitario que se instauró hace tres años en las democracias pre-coronavirus.
Bueno, pues cuando un hijo de puta se siente tan libre y autorizado para asesinar a otro “por mandato” de su cochino dios; no hablar claro es ser un cobarde miserable.
Un asesino ha actuado y lo seguirá haciendo por su fanatismo de subnormal. Es justo lo que dice la experiencia para los que tienen un cerebro aún operativo.
Se impone lanzar al cerdo a un profundo pozo, tan profundo que deba partirse las piernas y la columna; y cubrirlo con excrementos salidos del culo de su fe enemiga.
Toda otra consideración es mariconismo cobarde de una sociedad y sus políticos electos, que merece vivir una prolongada época de penuria y violencia. Una selección genética que elimine los individuos innecesarios para el progreso de la especie humana. Que su sangre no continúe replicándose.

Pues es todo un pardillo el Caudillo Nazi Penitenciario Homosexual Sanitario. No sé qué lee o qué entiende; pero da miedo lo informado (mal) que está.
Y además, se jacta de que ha sido otro gran problema en su mandato real nazi.
No jodas, tantos educadores que pagamos para que aprenda a hablar, escribir y entender; y que no sirven para nada.
Absolutamente provinciano e infantil el Súper Caudillo Sanitario.
Lo mejor de sus superpoderes: es inmune al ridículo y su gran e inagotable fuerza para luchar contra el núcleo de La Tierra. Fuerza que nace de esos gramos de farlopa que tanto aspira por la napia, muy superado él emocional y teatralmente por el fin del planeta y la peligrosa misión para la que ha sido designado por Dios y los homosexuales: salvarlo.

Que el homosexualismo y sus transformers son una ideología e imposición nazi para doblegar voluntades y dignidades, creando confusión en las mentes más jóvenes y en las más lerdas de la población; es algo que se vio con claridad deslumbrante y en tecnicolor cuando comenzó el Nazismo Europeo Penitenciario Homosexual Sanitario a ejecutar su terrorismo de estado contra sus propias democracias en marzo 2020, infectando de cobardía y resfriados a la decadente, infantilizada, desgastada, apática y consumista población europea.
Parece ser que los cerebros consumistas están más por la renovación de sus teléfonos móviles que por la pérdida de la libertad, la dignidad y sus necesidades biológicas que desconocen al calzarse el bozal en el hocico con la fe ciega medieval inquisitorial de combatir el Kraken o Coronavirus (actualización 2023 o versión 999126).
O tal vez haya sido la vacuna que a algunos les ha ralentizado el cerebro hasta el punto de que hayan necesitado tres años para identificar el nazismo que les está devorando las uñas de los pies de hace mucho.
Y pensaban que psoriasis.

Con el dinero que se gasta el Gobierno Penitenciario Fascista Español Homosexual Sanitario en educadores para el Caudillo, sus ministros y caciques autonómicos; bien podrían invertir algo en guiones de telebasura un poco más dignos, menos toscos.
Es que sus performances causan incluso vergüenza ajena. España es el otro lado del espejo de Venezuela.

La retórica del dictador es de lo más repugnante.
Lo envenena todo cada vez que abre su fascista y trilera boca.
Si le hubieran “fallecido” a su hámster (antes de que lo envenenara él), hubiera hablado de asesinato cruel, salvaje, atroz, incalificable, y etcétera de mierda.
Y es que compartir unas rayitas de farlopa con el baranda de Marruecos crea profundos lazos sentimentales.

Imagen  —  Publicado: 26 enero, 2023 en Absurdo, fotografía, Humor, Lecturas, Manuscritos, Reflexiones
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Me encanta… Esto es pura genialidad.
Yo quiero ser un supervillano así.
No obstante, España no es tan glamurosa ni excitante.
La España del bozal y el aplauso al carcelero no tiene ni un ápice de interés más que de mezquindad, cobardía y fe provinciana en el Amo o Caudillo.
Para los puritanos del Nazismo Español Penitenciario Homosexual Sanitario, que sepan que este supervillano es solo una ilustración, que no se me caguen de miedo porque no hace daño.
Ya los imagino tapando los ojos de sus hijines para que no vean el mal cara a cara.
¡Buuuu!
Qué envidia me da este arte e ingenio.