Archivos para septiembre, 2016

nubes-versus-sol-versus-yo

Cuando han pasado las falsas y banales alegrías y euforias, luce el planeta con absoluta intensidad.
Como si los colores pudieran acariciarse. O apuñalarlos.
Cuando el verano es derrotado, mi pensamiento se hace denso y crezco. Lo noto en mis pies; pisan fuerte.
Densidad… Todo parece más pesado; sin embargo, los detalles son bordes suaves que acarician mis pupilas.
Hay una lucha entre el sol y las nubes que hace correr coraje por mis venas.
Como si yo pudiera…
Como si pudiera ser luz y desintegrarme en la lucha planetaria.
Tener un fin.

cynthia-urias

En Telegramas de Iconoclasta.

resistencia

No vale la pena pensar demasiado.
En muchos casos que no son partidas de ajedrez, hay que dejarse llevar por los acontecimientos relajándose, porque los acontecimientos y las injerencias ajenas, siempre joden quieras que no.
Y es inevitable.
No hay forma de prever cuando un hijoputa y sus ideas se van a cruzar en tu camino. Es mejor que relajadamente ocurra lo que tenga que pasar y luego tomar medidas correctivas o vengativas.
No os fieis de esos charlatanes de feria que lo arreglan todo con una oración o positivando energías inexistentes; pero que cuestan unos cuantos euros en libros inútiles o consultas.
Si ofreces una sonrisa, te dan una hostia. Si haces algo bien, la envidia ajena te hunde.
No hay formas ni métodos para evitar la mierda.
La vida es simplemente un ejercicio de resistencia, no de táctica.
Y si estás cansado y te integras entre los puercos. Si sonríes para ser querido, has perdido. Eres nada.

14425462_10210795082694183_3315973096559407791_o

Me asombran algunas setas, son grandes como cerdos.
Dudo que sean venenosas porque no tienen una calavera dibujada; pero seguro que se alimentan de ardillas, ciervos y osos (si los hubiera).
Si es que lo mío es la biología…

un-golpeador-cansado
Cuanto más me canso, cuanto más duele la vida, más la amo.
Y más golpeo.
Porque golpeando la vida, las vidas todas; me siento épico.
Y desahogo una presión excesiva en mis venas y en mi polla.
He destrozado el espejo que me refleja porque muestra un golpeador cansado, casi abatido.
Hay tanto tiempo y tan poca vida…
Quiero parecer fuerte, cruel a sus ojos.
A sus impresionantes ojos.
Que mis golpes sean el reflejo de la violenta penetración que le espera en el coño y en la boca.
Quiero ser ante sus ojos un héroe carnal de semen humeante y goteante.
Y golpeo la vida y sus mentiras. Y a los seres vivos o muertos.
Golpeo mi pene contra muros para aliviar la presión de amarla. Golpeo todo lo que se pone en mi camino, porque todo es obstáculo hacia ella.
He dejado una estela de niños, mujeres, hombres y otros animales muertos.
Ella vale todas sus vidas.
Me empeño en que la vida sea áspera y pesada para llegar ante ella como un golpeador sudoroso que promete un sexo sucio y sin escrúpulos, tan sucio como desesperadamente la deseo.
Yo no soy un caballero andante, soy un golpeador brutal, que ve el camino por las rendijas que forman los párpados contraídos por una ira tóxica.
Soy un héroe golpeador que no ayuda a los desamparados, los aplasta.
Me golpeo yo mismo, porque soy poca cosa y he de forjarme o reventar.
Y si algo saliera mal, aplastaré mis venas, porque yo no caeré de rodillas agotado buscando aire.
De pie o muerto.
Golpeo al enemigo innumerable, hay tantos que reventar…
Es un mal negocio, una batalla perdida; no tengo tiempo.
Pero es lo que debo hacer.
Soy un héroe sin final feliz.
La fatiga es delirante, hay quien imagina a Dios crucificado en el monte del Calvario. Yo lo veo en un apestoso vertedero y las gaviotas picotean sus ojos y testículos.
Y golpeo su divino cadáver porque me colocó en mal tiempo y en mal lugar.
Los dioses han de pagar por sus errores.
Mi vida es dura como el bálano erecto que sueña ser besado por sus labios lujuriosos.
A ella no le confieso lo cansado, lo cerca que estoy de morir antes que llegar. Porque a quien amas debes mentir con tiernos embustes.
Mentir es un acto de amor para cuidarla de la absoluta y demoledora verdad.
Soy el Brutal Golpeador de las Tiernas Mentiras y de Rostro Cansado.
ic666-firma
Iconoclasta
Foto de Iconoclasta.

 

14359144_10210775594086980_8426413676425320509_n

Eso de comer la carne de Cristo…
Si Jesucristo tuviera coño sería una posibilidad.
No soy un ambiguo sexual.
Siempre que piso una rama en forma de cruz, me escuece el pie y me da por la teología.

la-sabiduria-es-el-final

¿Es posible no escribir? ¿Qué exista algún día en el que no sea necesario hacer el pensamiento táctil y visible y pueda ser interpretado de mil formas distintas por mil bastardos distintos?
Para hacer un mundo distinto, un mundo más intenso que en el que me parieron; por ello escribo con sangre.
Observo esperando con cierto aburrimiento, esperando algo por lo que asombrarme; pero a cada segundo estoy más convencido de que vivo de más.
Solo veo mi sombra cada vez menos sólida.
Me diluyo…
Porque mi tiempo se ha cumplido y no tiene sentido vivir más.
No tiene aliciente.
La sabiduría es el final de la vida.
Vivir más de lo mismo es malo, es desperdiciar momentos de muerte.
De liberación.
No queda nada nuevo, no hay nada que esperar. Todo lo he visto, lo he vivido.
Los días son iguales como los gemelos de una fertilización in-vitro.
Esto y que no existen los extraterrestres, es lo que me lleva a la muerte con alegría.
Quien ama la vida, no ha entendido nada.
Es un ignorante.

 

ic666-firma

Iconoclasta
Foto de Iconoclasta