El excelso amor

Publicado: 25 agosto, 2015 en Amor cabrón, Conclusiones, Lecturas, Maldito romanticismo, Reflexiones
Etiquetas:

El excelso amor

El amor tiene la faz dura de una erección, la lúbrica humedad de unos muslos brillantes, los jadeos incontenibles e incontenidos expresando lo que los sexos sienten porque no tienen cuerdas vocales.
¿A quién coño se le ocurrió “enaltecer” el amor a una “mística” comunión de las almas, cuando hay que ir con cuidado de no resbalar cuando alguien se acerca a nosotros?
Y a mí que lo vergonzoso es que me confundan con un patán babeando a la luz de la luna…
Mierda, tengo que retener mi lengua, al final, soy escritor y me voy a quedar sin trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s