Como un café

Publicado: 30 octubre, 2015 en Absurdo, Conclusiones, Humor, Lecturas, Reflexiones
Etiquetas:

12195849_10208166903071335_790062385203410889_n

La ira es tan buena como un café o un cigarrillo. Una vida sin rencores es como una escena del Principito. Demasiado tenue, demasiado casta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s