Este díscolo e inquieto Julio César

Publicado: 5 noviembre, 2015 en Humor, Lecturas, Libros, Música, Reflexiones
Etiquetas:

Es que no podía dejar la espada tranquila, fuera cual fuera el conducto donde la ensartaba… Era todo un dominatrix.
Y lo que debió amar a Rufián para darle todos esos legionarios…
Seguro que está en el Olimpo bailando al son de I Want To Break Free, con zapatillas de conejito atisbando por debajo de la mini falda de Freddie Mercury.
En el colegio, la historia que me enseñaron era repugnantemente aburrida, suerte que me hice mayor y no creí nada de lo que intentaron enseñarme.

Julio César, gay de gays

(Vida del divino Julio César, de Suetonio)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s