Muertes grandes y pequeñas

Si esta noche muero, no pasará absolutamente nada. No habrá un túnel y al final una luz que me lleve a otro lugar. Solo alguna pena, algún pesar de algún amigo si se entera.
Eso imagino. Y si no es así, no importa, la muerte te libera de sentimentalismos inútiles, hay quien se plantea que pasará, que sentirán los demás, que si lo recordarán.
Cuando la muerte es la absoluta liberación, cuando mueres o decides morir, puedes dejar encima de una mesa las fotos de tus órganos genitales y masturbaciones con absoluta tranquilidad. Que las vea quien quiera como epitafio.
Me gusta…
No resulta tan dramático morir, miles lo hacen cada día.
Es simplemente algo cotidiano.
La mía será una muerte pequeñita, que apenas dará que hablar. Hay muertes mucho más importantes, como la de mi padre.
Lo mío será poca cosa, algo suave…
Es que el sueño ya no me da descanso, debo necesitar algo más fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s