Calavera trompetista

A lo mejor no sabe que está muerto y toca para un limbo oscuro donde no hay nadie.
Tal vez, cuando tenía carne en los huesos, tocaba para un limbo de luz, donde tampoco había nadie.
Es un poco triste; pero elegimos y somos tenaces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s