f334aa7f-5262-4f4e-b0ed-56585965865a

Nadie en la luz, nadie en la sombra. Los humanos son cobardes para todo.
Se esconden de los contrastes como alimañas.
La chusma solo habita la ambigüedad.
Y yo, dos veces bien cuando no hay nadie.
La ilusión de su ambigua inexistencia me da paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s