resistencia

No vale la pena pensar demasiado.
En muchos casos que no son partidas de ajedrez, hay que dejarse llevar por los acontecimientos relajándose, porque los acontecimientos y las injerencias ajenas, siempre joden quieras que no.
Y es inevitable.
No hay forma de prever cuando un hijoputa y sus ideas se van a cruzar en tu camino. Es mejor que relajadamente ocurra lo que tenga que pasar y luego tomar medidas correctivas o vengativas.
No os fieis de esos charlatanes de feria que lo arreglan todo con una oración o positivando energías inexistentes; pero que cuestan unos cuantos euros en libros inútiles o consultas.
Si ofreces una sonrisa, te dan una hostia. Si haces algo bien, la envidia ajena te hunde.
No hay formas ni métodos para evitar la mierda.
La vida es simplemente un ejercicio de resistencia, no de táctica.
Y si estás cansado y te integras entre los puercos. Si sonríes para ser querido, has perdido. Eres nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s