no-soy-nadie

No existe mi rostro.
Solo las consecuencias de no ser.
Soy un conjunto compacto y blasfemo de frustraciones e ira.
Y la ira es la que me mantiene vivo, tenso.
Si me relajo soy cadáver.
Algún documento firmé a ciegas al nacer, que me condenó a la hipertensión del pensamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s