15037290_10211372822857326_1993918479939395872_n

Hay que refrigerar la biela aprovechando el aire frío del Pirineo.
Me gustaría que ese aire se llevara el dolor y la fealdad, no solo el exceso de calor de esa biela casi podrida.
Pero nada es perfecto, así que seguiré caminando y pedaleando como si no doliera, soy orgulloso.
Y así hasta que se caiga o me la desguacen.
Y cuando eso ocurra, evocaré tiempos de sudores en aires gélidos mientras pienso en qué modelo de pata de palo me quedará bien. Porque del ataúd no me tendré que preocupar.
Un par de iracundos cuervos me distraen con sus gritonas blasfemias, porque parece que siempre están enfadados.
Algo huele a podrido en Dinamarca, deben pensar.
Y yo.
Es hora de una sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s