La suerte de cerdas y cerdos

Publicado: 24 noviembre, 2014 en Humor, Lecturas, Reflexiones
Etiquetas:, , ,

No existen consecuencias o actos que se pagan de una u otra forma.
La experiencia dicta que los hijoputas e hipócritas gozarán de impunidad mientras vivan. Raramente morirán de un balazo, un accidente automovilístico, un cáncer o una enfermedad venérea.
Con esto os digo, hijos míos, que tenéis cerdos y cerdas de dos patas para mucho tiempo. Para toda la vida.
Por si acaso, no dejéis de desearles la muerte. A ver si hay suerte y muere alguno, coño.
O si sois crédulos beatos y os encanta eso de las “bendiciones”, les soltáis alguna maldición.
Todo esfuerzo es poco para aniquilar a esa piara de marranos/as.
Los que sean de poner la otra mejilla, que se vayan a tomar por culo.
Ego os absolvo. Dominus vobiscum biscum biscum y matarile.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s