Un tierno egoísmo

Publicado: 8 noviembre, 2019 en Amor cabrón, Maldito romanticismo
Etiquetas:, , , ,

¿Sabes, cielo? A veces deseo algo tan simple como regalarte una flor y arrancarte una sonrisa y que tus poderosos ojos iluminen nuestra mañana.

¡Vaya! Quería hacerte un regalo casual, y resulta que tú eres mi regalo. Cuanto más te pienso, menos valor tienen las flores.

Deja… Omitiré lo de tus enormes y profundos ojos y tu sonrisa para que el regalo sea solo para ti.

Amarte, inevitablemente me hace un poco egoísta.

Te amo dos veces, cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s