Os lisiados

Publicado: 16 agosto, 2019 en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , ,

Caminas y una aguja aparecida del mismísimo infierno punza primero la parte frontal de la rodilla, la carne. No es molesto, no demasiado.
Pero no se detiene, el diablo la empuja con fuerza hasta el hueso y la rótula canta ella sola el aria del dolor mientras me detengo un segundo para tomar aire y autosugestionarme que no duele.
No se detiene, atraviesa la puta rodilla, no deja de doler en todos los siglos que pasan veloces ante mis ojos.
El dolor radia hasta los dedos de los pies que se crispan y tras mis ojos veo luces. Cortocircuitos cerebrales también de miedo y alarma (algo no va bien, otra vez).
Luego, el dolor se hace uniforme y penetrante como un pitido de alta frecuencia que licúa las vísceras y dura hasta que encuentro un lugar para sentarme. Menos mal que sudo, porque con este calor/dolor, me estallarían los sesos al vapor.
Enciendo el cigarrillo con los dedos temblones.
Y cuando desaparece como desaparecería la serpiente que te ha mordido en una centésima de segundo, pienso con cierto sarcasmo que si no hubiera sido por este inconsolable y profundo dolor, no sabría si estoy realmente vivo o soy zombi.
Estoy absolutamente vivo a juzgar por el grado del puto dolor de mierda.
Bendigo la bondad de la diosa Morfina y le niego un sacrificio en su altar por su ausencia cuando la necesito.
Vuelvo a casa con una increíble ausencia de dolor y atento al infierno y sus agujas.
Mi amigo el burro me saluda girando repetidamente la cabeza a un lado a otro. ¡Cómo me aprecia! (me esfuerzo en creer).
Vale la pena sonreír ante él.
Murf maúlla repetidamente cuando abro la puerta de casa y busca mi mano para frotar su cabeza ronroneando.
Y agradezco la soledad de mi refugio donde no hay quien me diga al llegar con el rostro un tanto congestionado: “Estás amargado”.
Los lisiados siempre tenemos pequeñas tragedias mediocres para amenizar las horas del día.
Estar vivo es todo un descubrimiento pleno de dolor.
Joder con la dicha de vivir…
Maldito el consuelo de “os lisiados”.

Iconoclasta

Foto de Iconoclasta.

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s