Que cabrón el bañista, no tiene corazón. En cambio el reportero y su periódico deberían ser elevados a la categoría de santos (no importa si las madres son putas) por su gran sensibilidad económica para montar la mejor portada “performance” y que más insectos atraiga.
Versión 1:
Parece que no puedes comer tranquilo en la playa sin que se acerque traidoramente un barco de refugiatas y te traten de insensible por comer y disfrutar de tus vacaciones.
Versión 2:
Bueno, también podría darse el caso de que el reportero te invite a un plato de mejillones para que los disfrutes en el lugar adecuado para hacer la foto.
Y con el asunto de los repartos, lo mejor, al igual que con las colecciones de cromos de futbolistas y Angry Birds, es que cada puerto y país haga una lista y se encuentren los representantes con sus respectivos álbumes bajo el brazo en algún lugar (como el mercado de San Antonio de Barcelona en los domingos) para intercambiar los refugiados repetidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s