Viajaba una madre con su hija de diez años en el tren. Los pasajeros no dejaban de mirar a la niña y cuchichear con risillas por su fealdad.
Un hombre se sentó frente a ellas, peló una manzana y se la comió.
La madre le agradeció que no mirase a su hija como el resto de los pasajeros.
El hombre le mostró a la madre las pieles de la manzana en el papel y le preguntó señalando con la cabeza a su hija: ¿El bicho come cáscaras?
(el chiste no es mío, no soy tan ingenioso)
Pues eso pasa con la de la foto talmente. Joder con el bicho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s