Resurrección por abrasión

Ese sol cabrón que hace hervir la sangre de los árboles y sus cadáveres.
Resucita la savia impregnando el aire de resina caliente que hace la respiración espesa.
De ámbar redivivo.
De sangre que hierve.
Revivir para abrasarse…
Pobres mis árboles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s