Estoy bien habitando en ella.
Siendo ella…
Es inevitable que a veces me ataque la luz y me enseñe el mundo como realmente es.
Y la magia se evapora, todo empeora porque en mi oscuridad el universo es más hermoso, todo lo que creo en la oscuridad es de una belleza narcótica.
A veces aterrador, a veces es de una ternura suicida.
No existe la mediocridad.
Porque soy un dios oscuro y secreto.
La luz cruel me muestra lo que soy y donde soy.
Hay cierto rictus de malestar y dolor cuando la luz me da de lleno en el alma, en mi oscura alma. En mi negra divinidad.
Vade retro lucis miseris.
Ego tenebris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s