En algún momento de la historia de la humanidad, dos hijos de puta cerraron un trato que se llamó con el tiempo pacto o contrato social.
Uno de los cerdos le propuso a otro cerdo que le vigilara las tierras, lo cosechado y que negociara con extraños y enemigos para no ser robado; a cambio le pagaría con parte de sus productos.
Y desde ese mismo momento, pagamos por tan solo nacer.
Aquel hijo de puta cobarde prefirió someterse a la autoridad de otro que lo protegiera.
Y el otro hijo de puta que aceptó, se convirtió automáticamente en el primer rey y corrupto. Porque tenía que ser ambicioso hasta la náusea.
Es la base de la actual sociedad, donde unos pocos mandan y crean leyes para gobernar a millones.
¿De verdad alguien puede pensar que hay que luchar por mejorar esta sociedad?
Si está podrida desde su puto nacimiento, con aquel primer pacto social de cobardía y ambición.
La sociedad actual debe ser destruida, arrasada. Y crear otra de nuevo. Que mueran cuantos deban morir; pero si se firma otro pacto social, que sea entre valientes con cierta ética. Hay pocos, pero los hay; por alguna ley planetaria, siempre sale alguna flor entre los excrementos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s