Cantaba Serrat que de vez en cuando la vida toma un café con él. Que si está tan bonita que si bla, bla, bla…
Yo le tengo que arrancar a la puta vida un mal café.
Cosa que no me hace infeliz.
Los que no gozamos de suerte y amabilidades, derrochamos cojones.
El café, muy bueno. Así sí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s