Y hoy día, con yutup, feis y tuiter, ese nicho de imbéciles rebajará el tamaño del cerebro humano al de un hígado de pollo.
Si es que no se necesita ser muy académico para saber cómo degeneró hasta hoy el ser humano. La decadencia tiene toda clase de efectos divertidos, cómicos..
(Fragmento de Sapiens. De animales a dioses, de Yuval Noah Harari)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s