Y fue que vi una serpiente en mitad de una carretera que cruzaba las montañas y sus bosques.
Y tuve una revelación: “Tal vez sea Satanás” me dije a mí mismo.
Y fue así que, busqué una larga rama para llevar la serpiente al borde del bosque y salvarla de que un coche la aplastara.
Y fue así que esperé el favor de Satanás durante unos segundos.
Y fue que no ocurrió nada, cero, rien de rien, niente…
Y fue así que continué mi camino como el mismo fracasado que era unos segundos atrás de haber salvado a Satanás.
Precioso…
Mierda de paja mental.
(Video de Iconoclasta)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s