Entre la imagen superior, la de los flamencos y la inferior, la de las reses humanas en la playa, hay una diferencia. ¿Puedes hallarla?
Tic, tac, tic, tac…
¿Ya?
Tic, tac, tic, tac…
¿No?
La elegancia, coño. El colorido de los flamencos y su saber estar.
A la playa le faltan abrevaderos y balas de forraje para alimentar al ganado, si quedara sitio para esas cosas, claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s