Ante la expectación y la emotiva ternura creadas por el desove de un par de tortugas bobas en playas ibicencas; se podría sugerir que, para ser bien recibidos en los puertos mediterráneos los inmigrantes africanos, pongan huevos y luego hagan tonterías con los brazos en la arena para cubrirlos. Incluso a Salvini se le escaparía una lágrima tonta.
También los alemanes e ingleses que llegan a Ibiza en pateras low cost para emborracharse a precios tirados, podrían hacer lo mismo y así crear una especie de sórdido santuario natural. Naturalmente idiota, quería decir.

comentarios
  1. No puedo opinar nada sobre esto, primero porque soy una rescatadora de tortugas desde que tengo 6 años, segundo porque no sería capaz, reitero y confieso, NO SERIA CAPAZ, de albergar a algún inmigrante que llegara en patera a mi casa, darle de comer, vestirlo, integrarlo en esta sociedad de personas cada vez más individuales como yo, conseguirle trabajo, etc. Por estos dos motivos es que no opino, porque lamentablemente las noticias nos muestran la llegada o no llegada de las pateras a puerto, pero no muestra el día después, como en los cuentos, no se sabe nada después de la palabra FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s