El Torra dice: “No soy un presidente para gestionar la autonomía” -la de Cataluña-. (La Vanguardia).
Por supuesto que no. Tras quemarse las uñas de los pies con una zarza ardiendo, tuvo una revelación: Él es el enviado para conducir al pueblo sefardí catalán hacia la tierra prometida cruzando el Llobregat por un surco abierto por Yahvé, que graciosa y generosamente formará dividiendo las aguas. Más tarde, le será entregada una memoria usb lacrada con un lazo amarillo que contendrá las mil prohibiciones y los diez impuestos más importantes con los que grabar a los obreros catalanes y cambiarles el vellocino de oro por unas botellas de ratafía (rancia para los apellidos de fonética poco catalana).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s