Portadas y juicios

Publicado: 18 noviembre, 2019 en Lecturas, Reflexiones
Etiquetas:, , , , , , ,

Se dice que no se puede juzgar un libro por su portada. Pues mira, siempre hay un libro cabrón dispuesto a joder el saber popular. Porque a menos que confundas al caballo con un calamar, al jinete con un arquitecto y desconozcas el significado de vanidad y caballería, no te atreverás a juzgar el libro o al menos intuir su contenido.

Vamos a ver, lectores de breves tuits y estados de facebook de cuatro palabras máximo: la portada no es un jeroglífico y si no eres un lerdo desconfiado e inseguro, puedes abrirlo sin temor a que te aparezca un payaso que te atemorice.

Yo lo he comprado por la portada, porque en sí misma es todo un poema, un chiste de poema.

Para algún “genio” desconfiado y porfiado: Malatesta es el apellido del autor y no un mensaje oculto que levante suspicacia alguna respecto a su contenido.

En esta época de imbecilidad ilustrada, es necesario explicar lo obvio y yo soy el Elegido.

¡Arre, burros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s