Las putas y mi fracaso

Publicado: 27 noviembre, 2019 en Maldito romanticismo
Etiquetas:, , , , , , ,

Las putas entienden y sacan provecho de la miseria humana con más rapidez y eficiencia que ninguna otra especie humana. Son más hábiles y admiradas que cualquiera de los charlatanes y renombrados psicólogos de la historia.

Hay quien dirá que hay putas que dan pena porque lo son por mala suerte, por ser víctimas de extorsiones o de drogas. Las putas accidentales no cuentan, son mediocridades en un mal momento y en un mal lugar; carecen de la habilidad y el buen hacer de las profesionales que disfrutan de su no-trabajo y sus ingresos.

Admiro e incluso babeo sin pudor por las que han elegido ser putas.

Decir que en general las putas son personas explotadas y esclavizadas, es faltarles al respeto; es ofender su inteligencia.

Cobran muy bien, sus trabajos son hedonismo puro (aunque tengan que soportar a un imbécil durante un breve espacio de tiempo ,como una corrida ebria) y sus horarios son la envidia, incluso, de los docentes.

Ser una buena puta son todo ventajas.

Los lelos y lelas dirán que corren mucho riesgo con las enfermedades.

Vale, y quien es minero, trabajador de la metalurgia o peón albañil tiene más riesgos aún de enfermedades y accidentes. Y cobrando una mierda.

Yo era puta obrera, un electricista que tenía que decir “amén” a un imbécil con más dinero o más poder para no perder mi trabajo. Yo era el ejemplo de una mala puta.

Por otra parte, al igual que los jugadores profesionales de fútbol, tenis, golf y otros juegos de masas, las buenas putas no deberían estar adscritas por ley a un régimen sanitario estatal. Sería demasiado, ya que no hacen trabajos penosos y ganan una pasta gansa por hora o por polvo con un horario de lujo (es curioso lo que se parecen las putas y los jugadores profesionales).

Por lo demás, si fuera mujer y hermosa, sería puta. Dada mi experiencia laboral, debería reencarnarme de nuevo para corregir lo mal que he llevado mi prostitución en esta vida y, tener otra oportunidad en un cuerpo de órdago con unas tetas divinas. Quiero en mi próxima metempsicosis, ser una buena y diosa puta con el coño de oro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s