Con el calor que hace

Publicado: 23 agosto, 2020 en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , ,

El barbudo de mirada triste se me acercó alzando una mano a modo de saludo, en la palma tenía una vieja cicatriz circular, como si le hubieran clavado algo.

Y díjome sin mascarilla, con pesar:

– Son tiempos de enfermedad y dolor.

Y díjele yo con un calor que te cagas, sin mascarilla, displicente:

– Toma dos euros y déjame en paz.

Le deposité la moneda en la palma de la mano que, cubrió su cicatriz perfectamente.

Y continuó su camino con un suspiro.

Yonquis…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s