No hay otra cosa que hacer más que esperar que la bofia del Régimen Español haga su ronda de mierda para bajar a la sucia calle. Es el hastío de la dictadura del coronavirus.
Jamás he salido para aplaudir, solo para fumar y tirar la colilla y otros desperdicios a la puta calle.
Y la calle me necesita para tener color y personalidad.
Una calle sin mí es una ruina por donde solo deambulan las grises ratas de dos y cuatro patas.
Soy un héroe que lucha contra la grisentería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s