Ahora lo sé gracias a la epidemia que no consigue matar los suficientes.
Conmigo morirá el último hombre con aliento de tabaco, con su cáncer, con su pierna podrida, con su dolor y con sus cojones.
¡Pobre humanidad! No la extinguirá ninguna peste, la decadencia la está devorando.
Sin mí se acabó.
Me da paz morir sabiendo la mierda que dejaré de ver y sentir de una vez por todas.

comentarios
  1. azurea20 dice:

    Sin mí también se acabará todo. ay, ay, ay, cómo se la llevó el río.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s