Los designios del Señor son inescrutables porque no domina bien el lenguaje.
Y además, padece dislexia ya que confunde la bondad con la maldad y la libertad con la esclavitud continuamente.
Dios necesita un buen logopeda. O una lobotomía si el profesional no puede solucionar esa deficiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s